La presidenta de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, María Isabel de Blas, ha instado a las empresas a asumir la situación económica actual como una oportunidad para regenerar al sector, “quitarse el viejo traje de contratistas y ponerse el de empresarios de obras públicas”.

Asimismo, De Blas les ha animado a proyectar el futuro en función de los mercados que demanden sus servicios y tengan suficiente capacidad inversora.

Por ello, exhortó al sector a salir al exterior dado que la internacionalización, además de una oportunidad, es también hoy una necesidad.

“Somos empresarios de Castilla y León pero no solo para Castilla y León”, dijo De Blas, quien advirtió que “cualquier anacronismo o estrechez de miras puede acabar con toda esperanza de supervivencia para la mayoría de nosotros”.

En este sentido, aunque reconoció que “tenemos mucho que ofrecer”, afirmó que las empresas “debemos unirnos para adquirir el tamaño suficiente y ser un colectivo fuerte y competitivo”.

“Podemos fracasar si lo intentamos, pero si no lo hacemos ya habremos fracasado”, indicó.

De Blas hizo estas declaraciones durante su intervención en el acto de entrega del Premio Cámara de Contratistas 2011 al director del Instituto Universitario de Oftalmobiología Aplicada –IOBA- de la Universidad de Valladolid, José Carlos Pastor, de quien resaltó su importante trayectoria investigadora que le ha hecho merecedor de este galardón.

El acto, que tuvo lugar en la noche del viernes 8 de abril en el transcurso de la Cena Anual organizada por esta Institución, congregó en Valladolid a más de un centenar de empresarios asociados a esta institución, a quienes la presidenta de la Cámara de Contratistas felicitó “por haber sobrevivido un año más a las adversas circunstancias que se ciernen sobre nuestro sector”.

En concreto, explicó que 2010 ha marcado un antes y un después en la historia del sector de obra pública debido a los drásticos recortes del Ministerio de Fomento y la fuerte disminución de inversión de la Administración regional lo que, en su opinión, ha colocado al sector “en un peligroso escenario con el que no contábamos”.

“Desgraciadamente, y por más que lo pregonamos a los cuatro vientos, no hay manera de que las administraciones públicas tomen conciencia de las graves consecuencias que tiene para la economía de nuestro país renunciar a las inversiones más rentables para los ciudadanos: las infraestructuras”, dijo De Blas.

Aún así, aseguró que el sector está demostrando una gran resistencia y confió en que la estrecha relación que mantiene la Institución con las diferentes Administraciones permita que esta situación se enmiende.

El acto de concesión del Premio Contratistas contó también con la presencia del delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo; del consejero de Educación, Juan José Mateos, del presidente de la Confederación Nacional de la Construcción, Juan Francisco Lazcano, así como de otros representantes del ámbito económico y empresarial de la región.

Previamente a la entrega del Premio, la Cámara de Contratistas celebró su Asamblea General en la que fue aprobada la memoria de actividades correspondiente a 2010.

 

Plan de Igualdad de Oportunidades