Seopan solicita acogerse a causas de fuerza mayor si se suspenden las obras de construcción debido a la crisis del coronavirus

La patronal de construcción SEOPAN, ha pedido al Gobierno “la declaración legal de considerar los efectos del Covid-19 y medidas para frenar la pandemia como causa de fuerza mayor, tanto para los contratos de obras públicas y servicios, como de concesiones”.

Por otro lado, desde la patronal constructora se insta al Ejecutivo a incluir medidas urgentes paliativas para resolver, transitoriamente, la falta de liquidez derivada de la ralentización y/o suspensión de la actividad. En un comunicado SEOPAN en refencia al Real Decreto Ley 8/2020 indica que “debería complementarse con medidas específicas para la contratación pública, como autorizar anticipos a cuenta durante el periodo de alarma, a deducir íntegramente de certificaciones futuras tras la finalización del periodo de alarma”.

Mientras, el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (Cscae), el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (Cgate) y el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas (Citop), han solicitado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, a través de una carta conjunta, una suspensión temporal en obras de construcción.

No obstante, plantean al Ministerio que tenga en cuenta algunos supuestos en los que los trabajos pueden considerarse compatibles con la respuesta frente al Covid-19 en estos momentos. Por ejemplo, todas aquellas obras de ejecución urgente que responden al interés general y, de manera especial, las que estén vinculadas directa o indirectamente a las respuestas necesarias frente al Covid-19, como hospitales de campaña, adecuación de centros sanitarios, etc. Otras excepciones podrían ser aquellas obras que se encuentren en la fase última de ejecución o que se desarrollen en las partes interiores de las obras en ejecución, entre otras.

Las tres medidas solicitadas a la CE por la FIEC

La FIEC, además de solicitar a la CE, que la crisis del Covid-19 tiene que ser tratada como ‘fuerza mayor’ para eliminar las penalizaciones de las empresas que tengan que suspender su trabajo, pide que se recomiende a los Estados miembros que permitan la posibilidad de suspender o reducir la actividad de obras en curso, sin penalizaciones.

Por último, la FIEC insta al organismo europeo que en los casos de obras en curso que cuentan con cofinanciación de la Unión Europea, se debe destinar de manera inmediata recursos específicos para cubrir los costes adicionales que está ocasionado la pandemia del Covid-19, como son las medidas extra de seguridad o los costes relativos a nuevas medidas de organización y reprogramación en las obras.

FUENTE: Fundación Laboral de la Construcción

Para acceder a otras noticias de licitación, construcción, obras públicas o infraestructuras pincha aquí