Fuente: Portal de Comunicación de la Junta de Castilla y León
El programa Rehabitare, que desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, consiste en rehabilitar viviendas propiedad de los ayuntamientos que se encuentran en desuso y, posteriormente, ofrecerlas en régimen de alquiler social a personas con dificultades de acceso a la vivienda por razones económicas. Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes, evitando el deterioro del patrimonio municipal y mejorando la estética urbana.
Una vez rehabilitadas, las viviendas se incorporan al Parque Público de vivienda de Castilla y León para ofrecerlas en régimen de alquiler social. Son los ayuntamientos los que determinan el precio del alquiler, que no puede exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León.
El convenio que se ha firmado esta mañana permitirá a la Junta de Castilla y León acondicionar seis viviendas en el entorno rural de la provincia de Salamanca, en las localidades de Cabrillas, Cantalapiedra, San Miguel de Valero, Sieteiglesias de Tormes, y Sorihuela. El presupuesto total de las rehabilitaciones es de 229.900 euros.