Fuente: Sala de Prensa del Ministerio de Fomento 
El Ministerio de Fomento ha aprobado el pasado 17 de marzo, con su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el expediente de información pública y audiencia, y definitivamente el estudio informativo del proyecto de línea de Alta Velocidad Palencia-Nogales, cumpliendo así con los compromisos del Ministerio para avanzar en esta conexión de alta velocidad ferroviaria.
En cumplimiento de lo establecido en la Ley 38/2015 del Sector Ferroviario, el estudio informativo fue sometido a información pública mediante anuncio en el BOE de 31 de marzo de 2017. Se efectuaron también los envíos para el trámite de audiencia de administraciones, incluyendo al Consejo Asesor de Fomento y el Ministerio de Defensa.
El estudio se ha desarrollado en dos fases, a escalas 1:25.000 y 1:5.000 respectivamente, en las que se han planteado diversas alternativas de trazado para una nueva vía en ancho estándar y electrificada a 25 Kv, con la que se consigan los máximos ahorros en tiempos de viaje en el trayecto entre Madrid y Santander, centrándose en las actuaciones precisas en el tramo Palencia – Aguilar de Campoo.
La resolución propone como solución a desarrollar en los proyectos constructivos la alternativa denominada Monzón-Oeste (en el ámbito Palencia-Herrera) junto con la alternativa Conexión Nogales (en el ámbito Herrera-Aguilar) con las modificaciones definidas en el propio expediente a raíz de las alegaciones recibidas. Dicha solución fue la propuesta también en la DIA como la ambientalmente más favorable.
Asimismo, en la redacción de los proyectos se habrán de cumplir las prescripciones de la DIA, que incluyen el análisis del trazado para evitar afecciones al Lugar de Interés Geológico (LIG) “Cerro Oteralbo” y al yacimiento arqueológico “Los Valles”, así como profundizar en el estudio de compatibilidad con el proyecto de integración ferroviaria en Palencia.
En desarrollo de este trazado, Adif ha licitado los contratos para la redacción de los proyectos constructivos que desarrollarán la solución escogida y permitirán la posterior licitación de las obras.