Fuente: Comunicación del Ayuntamiento de Valladolid

La concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero, presentó hoy, en el Salón de Recepciones, las actuaciones de accesibilidad que se están llevando a cabo en la ciudad desde el Área de Servicios Sociales, un tema en el que destacó la «responsabilidad que deben asumir los poderes públicos y que, aunque en los últimos años se ha avanzado de manera considerable en este campo y Valladolid es cada vez más accesible e integradora a las personas con diversidad funcional, hay que seguir avanzando».

Por ello, desde la Concejalía se han presentado los distintos planes que se van a poner en marcha como la adaptación a lectura fácil de los reglamentos municipales de los servicios para personas mayores y personas dependientes y el servicio de centro ocupacional para personas con discapacidad intelectual.

Estas adaptaciones se han realizado contando con ‘Plena Inclusión Castilla y León’, una Federación que une a las principales asociaciones de discapacidad intelectual de la región y se caracteriza por ser un movimiento asociativo de familias. Actualmente está formada por 37 entidades con más de 6.000 plazas de atención. En el caso de Valladolid, está integrada por Fundación Personas, Asprona, Centro San Juan de Dios, Centro Padre Zegri, Fundación Simón Ruiz y Ascedis.

La Federación trabaja por el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad intelectual en ámbitos muy diversos: educativo, sanitario, laboral, igualdad de género, así como por el fomento de la accesibilidad cognitiva en la actuación de entornos, espacios o libros para que sean más fáciles de comprender para personas con discapacidad intelectual.

Según Romero «la lectura fácil es una solución de la que se benefician no solo las personas con discapacidad intelectual, sino también las personas mayores, personas con bajo nivel de alfabetización o personas inmigrantes que quienes tengan escaso dominio del idioma».

Por ello, desde la Concejalía se han adquirido alrededor de 75 libros en Lectura fácil para las bibliotecas de los doce Centros de Personas Mayores y para el Centro Ocupacional.

Además, la concejala incidió en que «la lectura se ha demostrado clave en el mantenimiento de las funciones cognitivas, pero los datos arrojan que tres de cada diez personas tienen dificultades lectoras, lo que significa que es posible que tengan capacidad para leer pero no conseguirán comprender e interpretar la lectura». Así, desde la Concejalía de Servicios Sociales se quiere fomentar la lectura comprensiva en los centros de personas mayores y en el centro ocupacional para personas con discapacidad intelectual.

Por último se han adquirido juegos didácticos de fácil uso para el Centro Ocupacional para, a través del juego, prevenir el deterioro y mantener y mejorar funciones cognitivas como son la atención, la memoria, la percepción, la atención y concentración.

Plan de Igualdad de Oportunidades