El Ayuntamiento de Salamanca reformará la pendiente de la calle Benedicto XVI, en Salamanca

El Ayuntamiento de Salamanca reformará la pendiente de la calle Benedicto XVI, para favorecer la accesibilidad a personas con discapacidad y movilidad reducida.

Con un presupuesto base de licitación de 48.248,90 euros y un plazo de ejecución de seis semanas, las obras consisten en elevar la rasante de la calle de un modo variable, mejorando así el desnivel actual que afecta a los accesos a la Universidad y la Catedral Nueva

El Ayuntamiento de Salamanca acometerá la mejora de la accesiblidad en la calle Benedicto XVI, en el entorno de la Catedral, para favorecer el tránsito de personas con discapacidad y movilidad reducida en una las zonas con más presencia de turistas y también de salmantinos como ruta de paseo durante las tardes y los fines de semana. Un proyecto que cuenta con un presupuesto base de licitación de 48.248,90 euros y un plazo de ejecución de seis semanas.

Esta calle une la Plaza Mayor con el conjunto catedralicio de la ciudad a través de la Rúa Mayor. A finales de 2017 se solicitó por parte de la Universidad de Salamanca la ejecución de una rampa en la vía pública para solventar el problema de accesibilidad que tiene el edificio histórico, lo que suponía, además de un importante elemento visual, un obstáculo permanente para el importante tránsito peatonal de la zona. Por ello se ha preferido buscar una alternativa consistente en elevar la rasante de la calle suavemente para dejar la puerta lo más posible a ras con la vía pública.

En la misma calle se encuentran además otras dos puertas bastante descolgadas de la rasante actual, así como un pequeño escalón inaccesible junto a la entrada de la Catedral Nueva. El objeto del proyecto es, por lo tanto, resolver la accesibilidad en estas puertas de dos de los principales monumentos de la ciudad.

Además, se va a conseguir mejorar el desnivel. Así, se ha previsto elevar la rasante de la calle de un modo variable, llegando hasta unos 15 centímetros en la zona de la puerta del edificio de la Universidad. En la zona inicial, junto a la torre Mocha de la Catedral, se salva el desnivel existente, que ronda los 8 centímetros.

Los trabajos consisten en levantar todas las losas de granito existentes y limpiarlas para su recuperación. Se colocará una capa de hormigón con las nuevas cotas y se cubrirá con las losas en su misma disposición original. Igualmente, se repondrán las losas que se encuentran rotas o demasiado deterioradas. Todo ello con un nuevo rejuntado que permitirá mejorar el tránsito de las sillas de ruedas y evitar los tropiezos para las personas con tacones.

FUENTE: Comunicación Ayuntamiento de Salamanca

Para acceder a otras noticias relacionadas con el sector de la construcción, infraestructuras y obras públicas, pincha aquí.

Plan de Igualdad de Oportunidades