Fuente: Departamento de Comunicación de La Moncloa

El Consejo de Ministros ha aprobado a través de un Real Decreto el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que según ha subrayado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tiene “una enorme vocación social” y está “decididamente orientado a satisfacer las necesidades reales de las personas y a favorecer, por un lado, el alquiler, y por otro, la rehabilitación y la regeneración urbana y rural”.

De la Serna ha señalado que es fruto de un amplio proceso de participación en el que han intervenido las comunidades autónomas, los ayuntamientos y representantes del sector y que el Gobierno ha recogido más del 80% de las sugerencias formuladas. El Plan, entre otros aspectos, tiene en cuenta el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Las aportaciones previstas ascienden a 1.443 millones de euros, lo que representa un aumento del 62% respecto al Plan 2013-2016. De la Serna ha estimado en más de 557.000 las ayudas que se concederán a lo largo de todo el periodo y en más de 60.000 puestos de trabajo los que se generarán de manera directa.

El ministro ha explicado que el 15 de marzo se celebrará la Conferencia Sectorial con las comunidades autónomas para decidir el reparto de los fondos. “A partir de ahí, iremos cerrando los convenios con cada una de ellas para firmarlos y, con ello, materializar este conjunto de importantes ayudas, que en cualquier caso tienen carácter retroactivo al 1 de enero”, ha dicho. De esta manera, en mayo o junio ya podrían gestionarse las solicitudes.

Fomento del alquiler

Facilitar el acceso a la vivienda en régimen de alquiler es una de las líneas estratégicas del Plan, que incluye ayudas del 40% de la renta -el 50% en el caso de los menores de 35 años y los mayores de 65-, hasta un máximo de 900 euros al mes. El límite anterior (600 euros) se ha incrementado ante la petición de algunas comunidades por el precio del alquiler en determinadas ciudades, según ha explicado el titular de Fomento.

Para acceder a la ayuda, los ingresos máximos de la unidad familiar deben estar por debajo de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que en estos momentos se sitúa en 537,84 euros al mes. El umbral es más alto para las familias numerosas y las personas con discapacidad.

El Plan también busca fomentar la promoción de viviendas en alquiler. De la Serna ha apuntado que por primera vez se subvencionarán promociones de titularidad privada; estas tendrán que estar destinadas al alquiler durante un mínimo de 25 años.