Fuente: Portal de Comunicación de la Junta de CyL

La Junta de Castilla y León destinará una inversión de 2,72 millones de euros a los espacios naturales de la provincia de Segovia para desarrollar tres actuaciones que buscan aumentar los atractivos turísticos de estas áreas segovianas, con una aportación por parte de la Diputación de 200.000 euros. Este nuevo programa quiere dotar a la Red de Espacios Naturales (REN) de nuevos equipamientos para el desarrollo de actividades, así como de una red de alojamientos en zonas singulares orientados a distintos tipos de usuarios, lo que incrementará y diversificará la oferta de ocio de la provincia de una manera atractiva para el potencial turista de naturaleza. Los trabajos se finalizarán a lo largo del año 2019.

3 de noviembre de 2017
Castilla y León | Consejería de Fomento y Medio Ambiente

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, y el presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, han presentado esta mañana el Programa de Infraestructuras Turísticas en Espacios Naturales de la provincia de Segovia, que se marca como objetivo atraer a un mayor número de turistas de naturaleza. La finalidad última es incrementar la actividad económica y el empleo, contribuyendo a consolidar el medio rural fijando población.

En la provincia de Segovia se desarrollarán tres actuaciones que supondrán una inversión de 2,72 millones de euros por parte de la Junta. Asimismo, se ha firmado el convenio marco de colaboración por el que la Diputación de Segovia aportará 200.000 euros para la construcción de un alojamiento en Las Campanillas.

El programa engloba dos grandes líneas de actuación: por un lado, se crearán dos infraestructuras turísticas de uso público, un mirador en el Parque Natural ‘Hoces del Duratón’, en Sepúlveda, y otro en el Parque Natural ‘Hoces del Río Riaza’; y por otro, se ampliará la red de alojamientos singulares en Castilla y León con la construcción de un hotel singular con 30 habitaciones en el monte de la Dehesa de la Garganta – Paraje de Gudillos, en el mismo cerro de Las Campanillas, dentro del municipio de El Espinar.

Con estas infraestructuras se pretende aumentar la calidad y la oferta de los recursos turísticos en los espacios naturales de la provincia de Segovia. Asimismo, con la creación del nuevo alojamiento se busca solventar las carencias que se han detectado y atraer a colectivos con requerimientos específicos: montañeros, familias o grupos que demandan alojamientos de calidad o singulares en su ubicación.

El programa de infraestructuras turísticas de Castilla y León quiere aumentar el número de visitantes de la Red de Espacios Naturales, aumentando el gasto de los visitantes tanto por el mayor número de usuarios como por la previsible mejora de las pernoctaciones. Se prevé que los trabajos se finalicen a lo largo del año 2019.

Datos de turismo de la provincia

Segovia cuenta con una importante oferta de turismo rural que se cifra en 456 alojamientos y 4.158 plazas, lo que supone un 11,59 % y un 11,94 % del total de Castilla y León, respectivamente. También hay cuatro posadas reales y 74 empresas de turismo activo, que proponen diferentes actividades de ocio y turismo en la naturaleza.

La provincia de Segovia cuenta con el Parque Nacional Sierra de Guadarrama (con 12.246 ha en la provincia), el Parque Natural ‘Hoces del Duratón’ (5.037 ha), el Parque Natural ‘Hoces del Río Riaza’ (6.470 ha), el Parque Natural Sierra de Guadarrama (83.620 ha, compartidas con la provincia de Ávila). En cuanto a la Red Natura 2000, la provincia segoviana engloba un total de 18 áreas, que abarcan 6 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y 12 Zonas Especiales de Conservación, lo que representan un total de 692.100 ha.

En el ámbito segoviano, más de 180.000 personas visitan anualmente su importante Red de Espacios Naturales y las infraestructuras de uso público que la Junta de Castilla y León ha venido construyendo y manteniendo desde la puesta en marcha del Programa Parques. Dentro de ellas, además de la red de senderos, áreas recreativas, miradores y adecuación de las mismas a la accesibilidad global, caben destacar las tres Casas del Parque y el albergue de Valdevacas.

Descripción de las actuaciones e infraestructuras singulares
Reforma del mirador de Piedras Llanas – Riaza – P.N. ‘Hoces del Río Riaza’

En la actualidad existe un pequeño mirador en las proximidades del santuario de la Virgen de Hontanares. En el lugar se visualiza un arco superior en 180º y una distancia próxima a los 70 km, y se aprecian espacios límites pertenecientes a varias provincias. Se accede en vehículo hasta una distancia de 130 metros con una plataforma para aparcamiento.

La propuesta plantea un recorrido aéreo en el bosque mediante una ligerísima plataforma que se eleva sobre el terreno observando la naturaleza de manera diferente. Al salir del bosque se descubre la ‘plataforma mirador’, no sin antes efectuar un recorrido alternativo accesible sobre pavimento terrizo, que se motivará con un etiquetado de todos los elementos naturales visibles: rocas, musgos, líquenes, plantas, arbustos, árboles, así como la fauna del lugar.

Ya sobre el mirador, se aprecian unas vistas extraordinarias con la posibilidad de sentarse y contemplar un paisaje interminable. El mirador se prolonga hacia el este sobre un fuerte desnivel con la posibilidad de un giro visual de 360º en el extremo, contemplando el paisaje de las provincias colindantes. En esta última posición provocará al visitante la sensación de vacío al transformar los materiales de la plataforma en vidrio. Todo ello con el fin de compensar el desplazamiento y siempre con un recorrido accesible para personas con discapacidad.

Los fundamentos de la propuesta pasan por conceder máxima importancia al respeto a la naturaleza y al paisaje, es decir, introducir los elementos necesarios con la menor incidencia posible sobre el terreno o las plantas (de ahí el sendero elevado del bosque y el apoyo puntual del mirador volado). Por otro lado, la integración paisajística de los elementos se basa en la utilización de materiales naturales (que se encuentran en el lugar), tierras, maderas, rocas, y de materiales reflejantes que captan las imágenes y colores próximos, consiguiendo la integración visual de los elementos introducidos.

La visita es de gran intensidad desde el momento en que se abandona el vehículo, utilizando los elementos existentes, del bosque (recorrido cerrado), sobre el terreno (recorrido abierto) y sobre las rocallas elevadas (situando el balcón), sistemas todos ellos que enfatizan el valor natural y paisajístico.

Reforma del Mirador de la Virgen de la Peña – Sepúlveda – P.N. ‘Hoces del Duratón’

Se encuentra en el núcleo urbano de Sepúlveda, materialmente colgado de las laderas de una topografía violentada por la geoformación de las Hoces del Duratón.

El caserío de este núcleo se extiende procurando la misma cota en forma de Y, siendo uno de estos extremos el lugar elegido para la ubicación de un balcón-mirador, ya que se interna en el cañón del Duratón, proporcionando la completa sensación de introducirse en este bello paraje natural. Estas características lo convierten en un lugar excepcional para captar al completo y de forma privilegiada las sensaciones que produce la contemplación de las Hoces del Duratón. Cuenta el lugar con la gran ventaja de poder apreciar la silueta del conjunto histórico, recortando las cubiertas y torres de las iglesias sobre el cielo de Sepúlveda.

Se trata de potenciar las cualidades del lugar con un tratamiento de continuidad topográfica y de paseo del conjunto urbano de Sepúlveda, que tradicionalmente concluía en el Santuario de Nuestra Señora de la Peña. Con la ubicación del mirador se prolonga el espacio urbano, dotándolo de una figura de borde muy poco habitual como es un mirador sobre el vacío de las Hoces del Duratón.

La propuesta desarrolla un tratamiento de paseo accesible que recorre con un amplio arco una de las concavidades de las hoces, con la posibilidad de finalizar sobre un vacío. Además, permite acceder a un recorrido tradicional de bajada a los pequeños balcones naturales mediante unas gradas transversales en hormigón que facilitan el acceso y, al mismo tiempo, proporcionan lugares de estancia o contemplación de senderos hasta el río, con un cruce totalmente adaptado a la topografía y diferenciado con los materiales de pavimentación.

El elemento básico en el desarrollo del mirador es un balcón corrido con una barandilla ciega de acero que da protección al fuerte desnivel y que, combinado con piezas de hormigón prefabricado adaptadas a la topografía, formalizan el remate urbano del extremo de Sepúlveda. Las consideraciones mencionadas garantizan la integración de la propuesta tanto formal como cromática, ya que los colores de los materiales elegidos se encuentran en el paisaje natural del entorno.

Proyecto de rehabilitación y adaptación de las casas de las Campanillas para hotel – El Espinar

Se tiene previsto promover una iniciativa que contempla la conversión de las casas de ‘Las Campanillas’, situadas en el monte de la Dehesa de la Garganta – Paraje de Gudillos, en el mismo cerro de Las Campanillas, dentro del municipio de El Espinar, en un pequeño hotel. Para ello, los dos edificios que en su día fueron ocupados por ingenieros de montes y guardas forestales, que están protegidos y que se encuentran deshabitados, serán objeto de una importante remodelación. El proyecto contempla realizar obras de consolidación, acondicionamiento, rehabilitación y ampliación que permitan adecuar estas instalaciones al uso como hotel, aprovechando la tipología de albergue que tienen desde su origen y recuperando su imagen, propia de la arquitectura popular de mediados del siglo XX de la Sierra de Guadarrama, con anchos muros de fábrica de ladrillo enfoscados, zócalos de granito, fachadas blancas, pequeñas ventanas con contraventanas de madera y cubiertas inclinadas de pizarra con grandes aleros.

Además, se pretende realzar y potenciar la ubicación preferente de estos edificios dentro del rico espacio natural en el que se encuentran, de manera que las intervenciones que se realicen sean respetuosas con ese entorno y permitan disfrutar del contacto con la naturaleza, de la importante variedad del arbolado, de las actividades deportivas que permite la Sierra de Guadarrama -como el senderismo, la bicicleta de montaña, la escalada y el esquí- o simplemente recrearse con paseos, el retiro y tranquilidad que se puede encontrar en el lugar.

El estudio de la intervención realizado plantea destinar los dos edificios existentes a un acogedor y pequeño hotel de unas 30 habitaciones y ampliar las instalaciones con una nueva edificación que sirva de unión entre ambos edificios y que recoja las zonas comunes, como recepción, salón, comedor y resto de servicios generales necesarios.

Bajo criterios estrictos de sostenibilidad y accesibilidad, en los antiguos edificios se intervendrá en toda su envolvente, arreglando y saneando sus cubiertas y fachadas, sustituyendo sus carpinterías, vidrios y contraventanas exteriores. En el interior, se rehará toda la distribución para adaptarla al nuevo uso y a las necesidades actuales, dotando a las nuevas habitaciones de sus baños individuales, aumentando el aislamiento general del edificio y ejecutando las instalaciones y los acabados interiores acordes con la confortabilidad precisa. Interiormente, el establecimiento cumplirá con los criterios de accesibilidad, dimensionando adecuadamente sus recorridos horizontales e implantando ascensores de tamaño adecuado en los antiguos edificios. Todo ello hará del establecimiento el lugar acogedor que buscarán sus huéspedes.

La actuación prevé también acondicionar y mejorar la llegada hasta el hotel y ordenar y adecuar el entorno inmediato a las edificaciones, creando, además de las zonas de acceso y de aparcamiento, cómodas áreas de estancia abiertas en el exterior, acondicionar los entornos de las edificaciones y el ajardinamiento del sitio. Un recorrido accesible a través de toda la parcela permitirá apreciar la gran variedad de especies arbóreas y de vegetación existente, marcando las distintas especies buscando puntos de interés y otras zonas de descanso.

El proyecto, que amplía hasta en un 50 % la edificación existente hasta alcanzar aproximadamente los 1.160 m2 construidos y ordena un total aproximado de tres hectáreas, pretende ser un referente en cuanto a intervenciones sostenibles que atienden a criterios constructivos y de diseño energéticamente eficientes, accesibles, con impactos en el terreno y visuales limitados, que permiten la reactivación económica de la zona en la que se implantan, a la vez que acercan al futuro usuario al conocimiento y disfrute de un espléndido entorno natural.

Proyecto de infraestructuras turísticas en la provincia de Segovia