El presidente de la Diputación de Valladolid y el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta han mantenido una reunión de trabajo sobre materias que afectan a ambas administraciones.

El presidente de la Diputación, Conrado Íscar, ha planteado la depuración de aguas residuales en la provincia como uno de los problemas que preocupan a la Diputación, ya que aún existen muchas poblaciones vallisoletanas que carecen de este servicio.

En este tema, la Diputación y la Junta de Castilla y León van a colaborar conjuntamente para que el problema quede resuelto en un horizonte próximo en el caso de los municipios de entre 500 a 2.000 habitantes, para a continuación ocuparse de los de menos de 500.

 

Fuente: Portal de Comunicación de la Junta de Castilla y León

Para acceder a otras noticias relacionadas con el sector de la construcción, infraestructuras y obras públicas, pincha aquí.