Fuente: Ministerio de Fomento

Durante su visita a las obras del último tramo de la autovía de la Plata, en Zamora.
  • La inversión en la construcción de los últimos 49 km de autovía asciende a 179 millones de euros.
  • Los tiempos de recorrido se reducirán en 15 minutos y se evitará el tránsito por 7 travesías .
  • Al completar la Autovía de la Plata se mejorará la conectividad con el resto de los modos de transporte, como el marítimo, a través de Sevilla y Gijón.

lunes, 23 de marzo de 2015

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado hoy en Zamora que en verano se podrá circular entre Gijón y Sevilla por vías de gran capacidad, una vez finalicen las obras de la autovía Ruta de la Plata (A-66) entre Benavente y Zamora.
Durante su visita a las obras, que se iniciaron en el verano de 2013 y cuya inversión asciende a 179 millones de euros, la ministra ha señalado que actualmente presentan un grado de ejecución muy avanzado.
El tramo entre Benavente y Zamora es el único de la Ruta de la Plata, que discurre entre Gijón y Sevilla, que no tiene características de autovía o autopista. Con la puesta en servicio de este tramo de 49 kilómetros se completará este eje viario fundamental para la vertebración del occidente español con una infraestructura moderna de gran capacidad.
Su construcción supondrá disminuir aproximadamente 15 minutos la duración del trayecto entre Benavente y Zamora, ha destacado Pastor.
Además, este nuevo tramo de autovía supondrá una conducción más cómoda y segura que el tránsito actual por la carretera N-630. A los vecinos de localidades como Barcial del Barco, Villaveza del Agua, Santovenia, Granja de Moreruela, Riego del Camino, Fontanillas de Castro y Montamarta les evitará soportar el paso de hasta 8.000 vehículos que de media circulan diariamente por las travesías de estas poblaciones.
Pastor ha subrayado que la Autovía de la Plata es un eje estratégico y ha apuntado que su finalización mejorará la conectividad con el resto de transportes, conectando con el eje marítimo en los extremos del corredor (Sevilla y Gijón).

Inversión en carreteras

La ministra ha destacado el esfuerzo inversor de su departamento en las carreteras de Castilla y León, a las que se van a destinar esta legislatura más de 1.300 millones de euros. En Zamora esta inversión asciende a más de 100 millones de euros.
«Mejorar las condiciones de movilidad es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos», ha remarcado Pastor, quien ha destacado la apuesta del ministerio por las infraestructuras productivas, que contribuyen a mejorar la vertebración de Castilla y León, a fortalecer su economía y a hacer la vida mejor de los ciudadanos.

Características técnicas

Las obras de la A-66 entre Benavente y Zamora pertenecen a un contrato de concesión de obra pública que incluye la construcción de la autovía y su posterior conservación y explotación por parte de la concesionaria durante un periodo de 30 años. Como contrapartida, el Ministerio de Fomento realizará un pago mensual a la concesionaria por la disponibilidad de la autovía para el tránsito gratuito de los usuarios.
Las obras se dividen en tres tramos:

  • Tramo 1: A-6 (Castrogonzalo) – Santovenia, de 14,3 km.
  • Tramo 2: Santovenia – Fontanillas de Castro, de 17,8 km.
  • Tramo 3: Fontanillas de Castro – Zamora, de 16,9 km.

Se trata de un tramo de autovía de 49 km de longitud, con dos carriles de 3,5 m de ancho por sentido, arcenes exteriores de 2,5 m e interiores de 1 m, y mediana de 10 m.
Atraviesa los términos municipales Villanueva de Azoague, Barcial del Barco, Villaveza del Agua, Santovenia del Esla, Bretó de la Ribera, Granja de Moreruela, Manganeses de la Lampreana, San Cebrián de Castro, Montamarta y Cubillos.
Este tramo de autovía contará con 3 áreas de descanso, 2 áreas de servicio con zonas de explotación comercial y 9 enlaces que permitirán el acceso a las localidades y el viario del entorno, de Norte a Sur: Castrogonzalo, conexión de la nueva autovía A-66 con la autovía A-6, Santovenia – Villaveza, Santovenia, conexión con la carretera ZA-123, Riego del Camino, Fontanillas, conexión con las carreteras N-630 – N-631 y Montamarta.
Para que la autovía supere el paso sobre cauces y vaguadas, o dar continuidad a carreteras, caminos, vías pecuarias o pasos de fauna interceptados por la autovía, se construirán 5 viaductos, 34 pasos superiores y 14 pasos inferiores. Con ello se asegura la adecuada permeabilidad transversal de la infraestructura sobre el territorio circundante. Entre ellas destaca el viaducto sobre el embalse de la presa de Ricobayo en el río Esla, que tendrá aproximadamente 240 metros de longitud.

Integración ambiental

Se cuidará la integración ambiental de la nueva infraestructura estableciendo las medidas preventivas, correctoras y compensadoras del impacto ambiental previstas en la Declaración de Impacto Ambiental (BOE de 24 de abril de 2007).
Entre las medidas de integración ambiental destacan la disposición de numerosos pasos de fauna, la reposición de vías pecuarias, la revegetación de taludes mediante tierra vegetal, hidrosiembra y plantaciones, la instalación de pantallas de protección contra el ruido en zonas próximas a núcleos urbanos, etc.
La inversión en medidas de integración ambiental asciende a 7,45 millones de euros.