Fuente: Ayuntamiento de Valladolid
El Ayuntamiento de Valladolid reclama de las otras administraciones un compromiso firme con respecto a la operación
Publicada el 30 de septiembre de 2015
La Sociedad Valladolid Alta Velocidad, de la que participan el Ministerio de Fomento en un 50%, la Junta de Castilla y León en un 25% y el Ayuntamiento de Valladolid en otro 25%, pedirá en las próximas semanas por escrito un aplazamiento de un año en el pago de los 125 millones de euros que debería afrontar antes del 1 de enero de 2016, según el contrato de financiación de la primera fase del proyecto firmado con las entidades bancarias.
Los concejales de Hacienda, Antonio Gato, y Urbanismo, Manuel Saravia, y el interventor del Ayuntamiento, acudieron en Madrid a una reunión en la que participaron las tres administraciones para estudiar la refinanciación de esa deuda, en total 400 millones de euros, contraída con los bancos Santander, BBVA, La Caixa, Bankia, Caja España-Duero y el ICO, que hay que sufragar en los plazos establecidos.
A la hora de acometer el pago de la deuda ya adquirida, el Ayuntamiento reclamó de las otras administraciones el compromiso de continuar adelante con la parte del soterramiento del ferrocarril que consideran fundamental para la ciudad, que no es otra que la obra que afecta a las vías, más allá del traslado de los Talleres de RENFE, también de interés para Valladolid, pero no la única parte ni más relevante.
En este sentido, desde el Ayuntamiento se pusieron de manifiesto las dificultades que tiene la administración municipal, comprometida en la Sociedad básicamente por el interés que tiene para el municipio el proyecto de soterramiento de las vías, para responder a la parte de la deuda que le correspondería en función de su participación en la SVAV, a consecuencia del techo de gasto, la limitación de endeudamiento a la que está sometida y su capacidad para prestar avales.
Todo ello sin perjuicio de que, como recuerda el concejal de Hacienda, Antonio Gato, la deuda, y también la garantía de pago, son de la SVAV, y no de los socios.”