Fuente: Portal de Comunicación de la Junta de CyL

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Bienvenido Mena, junto al jefe del Servicio Territorial de Fomento, Raúl San Segundo, ha resumido esta mañana la inversión que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha destinado a la conservación de las carreteras autonómicas de la provincia de Salamanca este año.

23 de diciembre de 2015
Castilla y León | Delegación Territorial de Salamanca

Cerca de cuatro millones de euros es la cantidad que la Junta de Castilla y León ha destinado a conservar, mantener y mejorar las carreteras de la provincia de Salamanca de titularidad autonómica.

La Junta de Castilla y León tiene entre sus prioridades las actuaciones de conservación y mantenimiento del patrimonio viario de la Comunidad. Los principios que rigen estas políticas son la rentabilidad económica y, sobre todo, social y el rigor en la selección de las actuaciones que dan respuesta a las necesidades más inmediatas que se plantean en la Red de Carreteras. El Gobierno autonómico persigue que las carreteras de su titularidad desempeñen su función y servicio, dentro de los estándares adecuados, garantizando una conducción cómoda y, principalmente, segura para los ciudadanos.

Las carreteras, en una provincia como Salamanca, con una orografía complicada y una población dispersa, desempeñan una función imprescindible de comunicación entre personas y de intercambio de mercancías y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente continúa dedicando muchos recursos humanos y materiales a la conservación y mantenimiento de las vías.

Las obras de refuerzo y renovación del firme consisten en la extensión de capas, de espesor variable, de hormigón bituminoso sobre el firme existente, con el fin de incrementar su capacidad portante y mejorar la regularidad longitudinal y transversal de la rodadura, mejorando las condiciones de seguridad y la vida útil del firme.

La reposición del pavimento consiste en el fresado de la última capa de rodadura y su sustitución por otra nueva del mismo espesor de hormigón bituminoso. Este tipo de actuación solo se realiza en travesías de población y obras especiales como puentes, en los que el pavimento esté muy deteriorado.

Los trabajos de renovación superficial del pavimento consisten en la extensión de una capa delgada de mezcla bituminosa en frío o caliente, tipo lechada asfáltica o microaglomerado sobre el pavimento existente, con el fin de impermeabilizar la superficie y recuperar la textura superficial del mismo. Con ello se gana en durabilidad y adherencia de los neumáticos a la carretera.

Durante los meses de otoño se ha ejecutado un presupuesto de casi 1,7 millones de euros, distribuidos entre quince actuaciones de conservación que se reparten a lo largo y ancho de la provincia de Salamanca. Además de estas obras que se han ejecutado durante los dos últimos meses, en 2015 se han realizado otras operaciones de conservación en la red de carreteras autonómicas, así como de señalización, que elevan el presupuesto destinado este año a este fin en las vías de la provincia cerca de cuatro millones de euros.