Fuente: Portal de Comunicación de la Junta de CyL

El delegado territorial, Luis Domingo González, y el gerente territorial de Servicios Sociales, Eduardo García, han visitado hoy la Escuela de Educación Infantil ‘Virgen del Carmen’ donde la Junta ha acometido trabajos de mejora y equipamiento en sus instalaciones.

27 de enero de 2016
Castilla y León | Delegación Territorial de Palencia

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través de la Gerencia de Servicios Sociales, ha realizado una serie de inversiones para la mejora de las instalaciones y la dotación de equipamiento acometidas en los cuatro centros infantiles de su titularidad: Virgen del Carmen, Pan y Guindas y Miguel de Unamuno en Palencia y Apeninos de Guardo. En total las mejoras, realizadas en 2015, han supuesto una inversión de la Junta de Castilla y León de 60.000 euros.
Las obras que hoy visita el delegado territorial han consistido en la rehabilitación de la fachada y perímetro de la Escuela “Virgen del Carmen”, donde se incluye la realización de un grafitti firmado por Chisco en la fachada principal. En este mismo centro se ha acometido una renovación de las instalaciones eléctricas, reforma de aseo y sustitución de puertas.
La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través de la Gerencia de Servicios Sociales, gestiona 29 escuelas infantiles bajo titularidad de la Comunidad de Castilla y León, para atender a los menores de 0-3 años, de las cuales cuatro están ubicadas en la provincia de Palencia con 300 plazas.
Estos centros permanecen abiertos durante once meses al año, de septiembre a julio, y el horario ordinario de funcionamiento es entre las 8.45 y las 16.15 horas ininterrumpidamente. Se establece un tiempo mínimo de permanencia obligatoria para los niños/as desde las 9.30 a las 13.30 horas.
Cada una de las cuatro escuelas infantiles de la provincia de Palencia cuenta con el programa de Pequeños Madrugadores, para posibilitar la conciliación de la vida familiar y laboral. Con este servicio se ofrece un horario ampliado de entrada al centro -generalmente desde las 7.45 horas- para las familias que lo precisen justificadamente, sin superar las ocho horas de permanencia de los menores en la escuela infantil.

Todos los centros disponen de distintas aulas según los intervalos de edad, (siendo estos de 0-1 años, de 1-2 y de 2- 3 años) y un servicio de comedor para la comida del mediodía. En el caso de los menores atendidos por el Programa de Pequeños Madrugadores, el personal encargado del mismo puede también facilitarles el desayuno.
Cuentan con personal técnico de atención directa, personal de servicios, personal de cocina y personal directivo.
Servicios de atención infantil de la Junta
Todos los centros infantiles de titularidad de la Comunidad de Castilla y León atienden las situaciones de discapacidad y/o de necesidades educativas especiales de los alumnos o alumnas que precisen de un apoyo individualizado o, en su caso, el acceso excepcional a plazas por situaciones socio-familiares graves, como: menores con medidas o actuaciones de protección o hijos de mujeres víctimas de violencia de género. Las condiciones de ingreso favorecen a las familias con rentas más bajas, facilitando de esta forma la atención a familias de la provincia con mayores dificultades.
La Gerencia Territorial de Servicios Sociales establece vías de coordinación con el Centro Base para personas con discapacidad mediante los programas de Atención Temprana, reforzando las necesidades educativas especiales que puedan mostrar algunos alumnos. La Gerencia Territorial, en función de informes técnicos, gestiona con los profesionales de cada centro infantil la atención que pueden recibir en el propio Centro Base facilitando la integración más adecuada de estos menores.
La Junta de Castilla y León, para el desarrollo del programa ‘Crecemos’ en la provincia de Palencia, aporta 146.570 euros a la Diputación Provincial, para ofrecer plazas públicas de centros infantiles, dirigido a niñas y niños de 0 a 3 años, en pequeños núcleos rurales, en los que la demanda sea inferior a 15 plazas y no cuenten con guardería pública ni privada.
El programa comenzó en septiembre de 2004 con 31 municipios de nuestra Comunidad Autónoma y se ha ido ampliando cada año hasta superar las 3.500 plazas para menores y una cifra aproximada de 350 empleos en Castilla y León.