Fuente: Portal de Comunicación de la Junta de CyL

El Consejo de Gobierno ha aprobado la concesión por parte de la Consejería de Cultura y Turismo de una subvención de 150.000 euros al Cabildo de la Iglesia Catedral de León para la financiación de actuaciones de restauración en un ventanal y vidriera de la Iglesia Catedral de Santa María de la capital leonesa. Estas intervenciones se enmarcan dentro del proyecto cultural para el templo catedralicio ‘El Sueño de la Luz’.

Consejo de Gobierno del 13 de noviembre de 2014
Castilla y León | Consejería de Cultura y Turismo
El Consejo de Gobierno ha aprobado la concesión por parte de la Consejería de Cultura y Turismo de una subvención de 150.000 euros al Cabildo de la Iglesia Catedral de León para la financiación de actuaciones de restauración de las fábricas del lienzo del ventanal NXIII y de la vidriera NXIII situados en la nave mayor de la Iglesia Catedral de Santa María de la capital leonesa. Estas intervenciones se enmarcan dentro de las actuaciones del proyecto cultural ‘El Sueño de la Luz’ para la Catedral de León. La colaboración y apoyo económico que se presta con esta ayuda para la realización de estas actuaciones que el Cabildo de la Catedral de León va a llevar a cabo, se enmarca dentro de los objetivos de la Consejería de Cultura y Turismo respecto a la colaboración con entidades públicas y privadas para la realización de actuaciones encaminadas a la protección y conservación del patrimonio cultural de Castilla y León.
El conjunto monumental de las vidrieras de Catedral de Santa María de León conforman un espacio interior espectacular en el que la luz presenta diferentes tonalidades dependiendo de la hora del día. Están consideradas unas de las mejores de Europa, similares a las francesas pero más coloristas ya que añaden al azul y el rojo habituales la gama de verdes, ocres y amarillos, lo que convierte a la catedral leonesa en la Catedral de la luz.
El Cabildo de la Catedral de León va a acometer la restauración de la vidriera NXIII de la nave mayor que forma parte del conjunto monumental de las vidrieras del templo y presenta el deterioro propio del paso del tiempo, dado que no solo cumple la función ornamental sino también la de cerramiento de los ventanales y no ha sido objeto de ninguna restauración desde el siglo XIX. El proceso de deterioro que ha sufrido esta vidriera, al igual que el del resto del conjunto de vidrieras, se debe a las condiciones climatológicas y atmosféricas a que han estado expuestas y que han incidido tanto en la estructura propia del vidrio, como en los demás elementos de la vidriera, produciéndose deterioros físicos y químicos. El vidrio es la parte de la vidriera más afectada por el ataque medioambiental y, al mismo tiempo, es la parte más importante de la propia vidriera.
Este proceso de deterioro se ha intensificado en los últimos años a causa del aumento de la contaminación atmosférica, siendo esta la causa principal de su patología. La alteración de los vidrios se inicia con la presencia de humedad en la superficie de los mismos y la aparición de otros agentes químicos como consecuencia de vertidos industriales, incrementándose a partir del siglo XIX los ataques químicos. Asimismo la vidriera presenta capas de suciedad adheridas a la práctica totalidad de la misma formadas por partículas de la descomposición de la piedra de las fábricas, oxidación de los elementos de anclaje y salpicaduras de mortero. Por otro lado las barras de sujeción y las chavetas que constituyen los elementos de sujeción presentan un avanzado estado de oxidación, especialmente las barras de sujeción a las que se encuentran atadas los paneles con alambre de cobre soldado al plomo. El óxido de hierro que desprenden se deposita en los vidrios dañándolos.
Ver esta noticia en el Portal de Comunicación de la Junta de CyL