Fuente: Portal de comunicación de la Junta de CyL

El Consejo de Gobierno ha aprobado destinar 507.613 euros a la creación de dos unidades de convivencia en la Residencia Mixta para personas mayores de Miranda de Ebro, en Burgos. Con esta actuación, el centro se adaptará al modelo de atención ‘En mi casa’, que impulsa la Junta de Castilla y León para responder a los nuevos retos y a las nuevas exigencias de los usuarios.

Consejo de Gobierno del 14 de mayo de 2015
Castilla y León | Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades
La intervención se realizará en el alta Norte de la tercera planta, donde su ubican los dormitorios y las salas de estar. Las obras consistirán en dotar a esta planta de una nueva distribución y adaptación de las habitaciones y baños, mejorando su accesibilidad y modificando tabiquerías, revestimientos y solados.
Las unidades de convivencia contarán cada una de ellas con ocho habitaciones con posibilidad de uso doble y una habitación de uso individual, todas ellas adaptadas para uso de personas en situación de Dependencia. Todas las habitaciones dispondrán de baño adaptado, y cada unidad tendrán una sala de estar comedor y un baño apto para caminas. En total, las dos unidades ofertarán 34 plazas para personas dependientes. El modelo ‘En mi casa’ es el nuevo concepto de atención a las personas mayores en el entorno residencial, desarrollado por la Junta de Castilla y León con la finalidad de que los usuarios sientan la residencia como su propio hogar. Los residentes pueden decorar y personalizar su habitación con sus elementos preferidos y comparten entre ellos cocina, comedor, sala de estar y rincón de lavado.
Más allá de cambios arquitectónicos, el nuevo modelo conlleva un cambio organizativo. La atención es personalizada y busca la máxima autonomía de la persona mayor, quien pasa a ser el centro de la actividad y es quien decide cómo quiere vivir. Todos los residentes cuentan con un profesional de referencia, que es el encargado de prestarles una atención directa y estable y hacer un seguimiento de sus rutinas y cuidados. Ellos son los encargados de conocer el origen de los usuarios, sus gustos y motivaciones; recabada toda esa información, elaboran un plan de vida de la persona y mantienen informados a los familiares para propiciar que estos participen y se impliquen en la atención de la persona mayor. Junto a esto diseñan un proyecto de vida ajustado a los gustos o estilo de vida que los residentes llevaban con anterioridad a vivir en el centro.
El modelo fue implantado de forma experimental en la residencia ‘Los Royales’ de Soria. La Comunidad trabaja ya con las 100 unidades de convivencia que comprometió el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. De ellas, 18 se ubican en la provincia de Burgos.

Plan de Igualdad de Oportunidades