La crisis marca las líneas principales de actuación. También en la Consejería de Fomento que ahora suma también el Medio Ambiente entre sus competencias y que busca para la legislatura que ahora comienza el impulso del empleo y la revitalización económica de forma transversal en todos sus programas. Más que grandes novedades, nuevas carreteras o programas pioneros, este departamento apuesta por la consolidación de redes y actuaciones puestas en marcha en ejercicios anteriores y por algún recorte para reducir empresas públicas y contener gastos.
Entre las principales proyectos para los próximos cuatro años, la Junta apuesta por la recuperación de las ciudades y su alfoz y también por la rehabilitación de edificios. Entre los objetivos marcados por el consejero, Antonio Silván, está el desarrollar una política integrada de desarrollo sostenible orientada a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos; así como mantener el apoyo público a los ciudadanos y familias con mayores dificultades a causa de la crisis y ello enmarcado en el impulso de nuevas formas de actividad económica y generación de empleo en el sector de la construcción. Para ello, presentará el Proyecto de Ley de Regeneración Urbana en el primer año de Legislatura. Todas las políticas públicas que actúan sobre las ciudades y pueblos se orientarán hacia la regeneración urbana con el fin de revitalizar el patrimonio urbano, el desarrollo local y se garantiza la sostenibilidad. Asimismo, implantará un nuevo Programa de Alquiler Social que ampliará el parque público de viviendas para arriendar en colaboración con los ayuntamientos y se ampliará a nuevos municipios el programa de fomento de pisos en renta, REVIVAL y la Bolsa de Alquiler Joven.
Además, en la línea de reducción de empresas públicas, la Consejería integrará en una única Sociedad la de Medio Ambiente (SOMACYL) y la empresa pública Promoción de Viviendas, Infraestructuras y Logística (PROVILSA).
La Junta también proyecta para esta legislatura el colaborar con los operadores de telecomunicaciones que prestan los servicios de telefonía móvil, televisión digital y banda ancha para favorecer el uso compartido de las infraestructuras de titularidad pública y privada existentes en la comunidad.
En cuanto a carreteras e infraestructuras, la comparecencia del consejero en las Cortes ha apuntado al despliegue de las infraestructuras viarias con especial incidencia en la conservación y mantenimiento del patrimonio viario y en asegurar el abastecimiento, calidad de agua y depuración mediante las infraestructuras hidráulicas.
Respecto a lo que afecta al Medio Ambiente, el programa de la Administración regional tiene por objetivo el elaborar un Programa para la Movilización de Productos Forestales con especial atención a la movilización de un millón de toneladas de biomasa forestal para garantizar el suministro al sector energético asociado a la misma que favorecerá el mantenimiento de la masa forestal y la defensa contra incendios; incrementar los aprovechamientos de madera y desarrollar la Estrategia Regional del Chopo que permitirá consolidar una superficie de 60.000 hectáreas; así como regular los aprovechamientos forestales no madereros como los micológicos, resina, frutos como el piñón o la castaña, entre otros, favoreciendo su comercialización. Asimismo contempla un nuevo programa de tratamiento silvícola preventivo de incendios sobre 60.000 nuevas hectáreas; optimizar el operativo de lucha contra incendios forestales mejorando la formación. Y la repoblación forestal de 30.000 nuevas hectáreas, además de elaborar un Programa de Bosques y Cambio Climático de adaptación a los cambios esperables.
Fuente: Norte Castilla