Fuente: Cinco Días

  • Baja a las constructoras el gasto de estructura para atender los contratos
  • El presupuesto estimado para las obras bajará de forma generalizada
  • Las obras en ejecución quedan exentas

El Ministerio de Fomento ha dado una nueva vuelta de tuerca al sistema de licitación de obra pública en busca de lanzar proyectos, aunque sea con cuentagotas, con el máximo ahorro posible.

Una orden ministerial de 30 de septiembre –publicada ayer– recorta los presupuestos base de licitación de las obras que salgan a concurso de aquí en adelante e incluso los de las ya aprobadas y que están aún pendientes de licitar. La fórmula que ha buscado el Ministerio de Ana Pastor para meter la tijera es rebajar los gastos generales de estructura de las empresas adjudicatarias en la medida en que lo permite la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas. Leer más