Fuente: Intereconomía
Puentes, carreteras, hospitales, cárceles y un sinfín de construcciones públicas están paradas por falta de dinero.
Antes de la crisis las grúas dibujaban un escenario de una España puntera en el sector de la construcción, con grandes proyectos que le otorgaron el título del primer país en infraestructuras, sin embargo, ahora España es líder mundial en obra pública inacabada. 
La crisis ha provocado la paralización de las grúas por falta de dinero y, a tenor de las pésimas previsiones que se auguran para la economía española, parece que formarán parte de nuestro paisaje durante unos cuantos años más. Leer más