El nuevo ministro de Fomento se encontrará en su despacho con una carpeta en la que hay dibujadas hasta 17 tramos de carreteras en Castilla y León, cuya larga tramitación ya ha cumplido, se ha redactado el proyecto de construcción y se está a la espera sólo de su salida a licitación. Son un total de 219,9 kilómetros que afectan fundamentalmente a la Autovía del Duero, la de Navarra, la Burgos-Aguilar y la Benavente-Palencia y que el nuevo Gobierno deberá decidir qué ritmo le imprime en una época de ajustes. Leer más …