Las Cortes abordan hoy un informe del Consejo de Cuentas sobre las contrataciones de la Junta en 2008 que pone de manifiesto un uso abusivo, o al menos incorrecto, de las contrataciones por el procedimiento de urgencia o el negociado sin publicidad. El organismo que se encarga de verificar las buenas prácticas de las administraciones autonómicas en los procesos de contratación y el uso de los fondos públicos aconseja a la Junta «limitar la utilización de la tramitación de emergencia». Esta abrevia el expediente administrativo y elimina requisitos que afectan a la publicidad, la concurrencia y la igualdad en las adjudicaciones, pero la ley establece que debe aplicarse en caso de «acontecimientos catastróficos» y «situaciones que supongan grave peligro». Los auditores del Consejo de Cuentas afirman que faltan motivaciones en los procesos de contratación analizados o que, si las hay, no son suficientemente rigurosas. Leer más