El ponente socialista, Jesús Quijano, ha subrayado que la reforma es “oportuna y necesaria” y que no altera el modelo concursal vigente, y ha destacado algunos de los aspectos que contiene, como son la composición más reducida y especializada de la administración concursal y la posibilidad de homologación judicial de los acuerdos de refinanciación entre el deudor consursado y las entidades financieras, entre otras.
Asimismo, ha resaltado que la ley ayuda a las empresas en cuanto a los acuerdos de refinanciación pues profundiza en “alternativas” al concurso o los institutos preconcursales y se detiene en las cuestiones sociales ampliando la protección de los trabajadores.
Se trata, en definitiva, de “una reforma que debe contribuir a abordar y resolver con más eficacia las situaciones de crisis”, ha señalado el ponente socialista.
Fuente: 20 Minutos