El 87,5% de las empresas que han acudido a entidades financieras en el segundo trimestre de 2011 han tenido problemas para obtener crédito. Es la cifra más elevada que se ha registrado desde que las Cámaras de Comercio comenzaron a elaborar su Encuesta sobre el acceso de las pymes a la financiación ajena en el primer trimestre de 2009.
De las compañías con problemas, el 14% finalmente no obtuvo el crédito y el motivo principal por el que se deniega la financiación es que las garantías son insuficientes.
Entre abril y junio, un total de 1.020.000 pequeñas y medianas empresas (67,5%) acudieron a entidades financieras para pedir un crédito, cifra que representa una nueva reducción frente a las encuestas anteriores.
En cuanto a las condiciones de financiación, para el 38,5% de las entidades encuestadas se ha reducido el volumen de financiación ofrecido, frente al 66% que cree que se han incrementado los tipos de interés que se les aplica y un 69,5% que manifiesta que se han encarecido los gastos y comisiones.
Además, para el 82,5% de las empresas se han aumentado las exigencias de garantías y avales, mientras que el 47% dice que se les han requerido garantías de carácter personal. Otro de los obstáculos que señalan las empresas es que se ha dilatado el plazo de respuesta de la entidad financiera (un 52%), mientras que a un 5,8% se les ha exigido un plazo de devolución más reducido.
La financiación de circulante sigue siendo el motivo principal por el que las compañías acuden a entidades financieras, ya que el 92,5% solicitaron financiación para este objetivo, la cifra más alta desde que se sigue el registro, mientras que 26,8% lo hizo para proyectos de inversión.
De las entidades que solicitaron recursos externos en el segundo trimestre, el 92,8% ha experimentado un retraso en los pagos de sus clientes y el retraso medio en el pago se situó en torno a los 4,7 meses, con un nuevo incremento desde los periodos anteriores.
Por otro lado, el 78,8% son proveedoras de las administraciones públicas ha tenido dificultades para efectuar el cobro: el 47,1% con las administraciones locales, el 40,4% con las autonómicas y el 17,3% con la Administración Central. El retraso medio en el cobro se sitúa cercano a los 6 meses.

Otras vías de financiación

De las empresas encuestadas, el 11,3% han recurrido a Sociedades de Garantía Recíproca (entidades financieras cuyo objeto principal es facilitar el acceso al crédito), cifra que representa una tendencia al alza; un 16% ha usado factoring (adquisición de créditos) y un 30,3% el confirming (servicio de gestión de pagos). Sólo un 3,8% ha recurrido al capital riesgo (empresas no cotizadas).
Además, el 38,5% ha solicitado líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) durante el segundo trimestre de 2011.
No obstante, el 20,4% que han solicitado líneas ICO dicen que no se les ha proporcionado información al respecto por parte de la entidad financiera, cifra que supone un repunte de casi siete puntos frente al trimestre anterior, y la gran mayoría (81,5%) afirma que las condiciones establecidas para acceder a estas líneas son muy complejas.
Por último, un 13% de las empresas encuestadas que ha solicitado financiación externa ha recurrido a entidades especializadas para obtener cobertura contra riesgos de crédito. De éstas, el 34,6% la obtuvo pero con condiciones más duras, un 26,9% decidió no contratarla debido a las condiciones y a un 17,3% le fue denegada.
Fuente: El Mundo