El conocimiento de idiomas es uno de los elementos fundamentales en la empleabilidad de un candidato. Esto se debe a que cada vez más las empresas establecen relaciones comerciales con otras compañías ubicadas fuera de su ámbito nacional y necesitan buscar un idioma común válido para la intermediación.
Esta progresiva globalización de los negocios, junto a la creciente circulación migratoria de trabajadores entre diferentes países, especialmente entre los miembros de la Unión Europea, ha hecho que las compañías se decanten cada vez más por contar con equipos multiculturales.
Una tendencia que ha contribuido a aumentar la demanda de idiomas en el conjunto de la oferta de empleo en los últimos años. Sin embargo, en el último ejercicio este fenómeno se ha frenado, pasando del 33,76% de ofertas que requerían el conocimiento de una lengua extranjera al 27,55% actual.
Aunque el inglés sigue siendo el más solicitado, más de un 72% de las ofertas así lo exigen, en el último año ha rebajado sensiblemente su posición dominante en favor de la lengua francesa, que ya es requerida para un 8,5% de los puestos, un punto más que el año anterior, según el análisis realizado por Adecco e Infoempleo de 198.500 ofertas de empleo en toda España.
El creciente interés de las empresas por contar con equipos multilingües se ha visto también reflejado en el incremento, por segundo año consecutivo, de la demanda de otras lenguas menos tradicionales como el chino, el árabe o el japonés que, junto a idiomas de países de Europa del Este como el rumano, el polaco, el ruso o el checo, son requeridos en el 14,17% de la oferta que solicita idiomas.
La demanda de lenguas autonómicas también ha crecido en este último año. Las regiones que valoran más el conocimiento de las lenguas locales son Cataluña (38,38%), País Vasco (18,57%) y Baleares (9,09%). En el caso concreto del sector Construcción, este porcentaje se sitúa en el 14,68%, tras haber experimentado un descenso interanual de 0,26 puntos porcentuales.
Esta creciente valoración global de los idiomas en el conjunto de la oferta está contribuyendo también a un aumento general del interés de muchos estudiantes y trabajadores por aprender otras lenguas para tener un mayor número de oportunidades en el mercado laboral.
Valoración de idiomas
Un año más, el inglés se reafirma como el idioma más demandado por las empresas en nuestro país. La lengua que domina el mundo de los negocios se mantiene como requisito imprescindible en más de un 72% de las ofertas de empleo cualificado si bien ha experimentado en un año un descenso de más de dos puntos porcentuales.
Le sigue en importancia el idioma francés, que en este último ejercicio ha aumentado su peso  dentro de la oferta en más de un punto porcentual, siendo requerida en un 8,56% de las ofertas de empleo cualificado. Una situación muy diferente a la vivida por la lengua alemana, cuya valoración ha caído un año más, pasando de estar presente en un 4,52% de la oferta al 3,17% actual.
Ligera mejoría experimentan el italiano y el portugués, que son requeridos por el 0,70% y 0,75% de la oferta, respectivamente, mientras que el año pasado esos valores apenas alcanzaban el 0,32% y el 0,36%.
El creciente interés de las empresas por contar con equipos multilingües se ha visto también reflejado en el incremento, por segundo año consecutivo, de la demanda de otras lenguas menos tradicionales como el chino, el árabe o el japonés que, junto a idiomas de países de Europa del Este como el rumano, el polaco, el ruso o el checo, son requeridos en el 14,17% de la oferta que solicita idiomas.
En el sector Construcción, las ofertas que demandan idiomas quedan repartidas de la siguiente manera: el 67,23% exige el conocimiento del inglés, el 15,97% del francés, el 2,52% del alemán, el 0,84% del italiano y el 4,20% del portugués, siendo la Construcción el sector que más requiere el dominio de este idioma.
La creciente globalización de los mercados se ha visto reflejada en el sector en la aparición de la demanda de otras lenguas menos tradicionales, como el chino, el árabe, el polaco, el checo o el japonés, que junto con las lenguas autonómicas, son solicitadas en el 9,24% de la oferta de empresas de construcción que demanda idiomas.
Sectores e idiomas
En general, los sectores que presentan un mayor grado de internacionalización son los que muestran una mayor demanda de idiomas. Este es el caso de sectores como el industrial, donde el 52,55% de las ofertas requiere el conocimiento de idiomas, el de los recursos energéticos (51,23%), el de maquinaria (46,34%), cuyas compañías suelen desarrollar sus negocios a nivel mundial, además de contar con sedes en varios países, y la enseñanza que, con el aumento de la oferta y los centros bilingües, ha incrementado sus exigencias de idiomas en los últimos años hasta el 39,45% de sus ofertas. Sin embargo, con respecto a 2009, ha sufrido un descenso de casi 13 puntos porcentuales.
En cambio, el sector de la Construcción ha sido uno de los que han experimentado un descenso respecto al periodo anterior (0,26 puntos porcentuales), pasando de solicitar candidatos con idiomas en un 14,94% de su oferta al 14,68% actual.
Varios son los sectores que en este ejercicio han perdido peso respecto al año anterior en cuanto a la demanda de idiomas, pero destacan especialmente el sector del automóvil y el de informática. Concretamente el primero ha pasado de contar con un 49,81% de ofertas que requerían idiomas al 36,24% actual (13,57 puntos porcentuales menos), mientras que las ofertas con idiomas en el área informática representan en la actualidad el 17,78% frente al 45,66% de hace un año, una diferencia abismal de casi 28 puntos porcentuales de diferencia.
Lenguas autonómicas
El nivel de requerimiento de lenguas autonómicas en la oferta de empleo ha vuelto a crecer en este último año como ya hiciera en el pasado, pasando del 13,34% al 13,67% actual, tendencia que, con ligeros altibajos, se mantiene constante análisis tras análisis.
Las regiones que valoran más el conocimiento de las lenguas locales son Cataluña, País Vasco y Baleares, con un 38,38%, 18,57% y 9,09% respectivamente. En el caso de Galicia, la valoración de su lengua en el empleo es del 8,84%, mientras que en Comunidad Valenciana el idioma autonómico se requiere en un 6,88% de las ofertas.
Fuera de Cataluña, la lengua catalana también es muy demandada en Baleares y Aragón, donde más del 98% de las ofertas de empleo que requieren idiomas regionales corresponden al catalán. Tras ellas, figuraría la Comunidad de Madrid, donde el 81,10% de sus ofertas para lenguas regionales corresponde también al catalán. Por su parte, el euskera está muy presente en la oferta de Navarra (99,76%) y en Cantabria (74,33%).
Por sectores, el ámbito sanitario es el que reúne un mayor número de ofertas que requieren conocer una lengua autonómica, en concreto un 85,50%. Dentro de él, el catalán es el idioma más valorado con un 78,71%. En el ámbito de la Construcción las ofertas que requieren conocer una lengua autonómica representan un 7,62%. Dentro de ellas, el catalán es el idioma más valorado con un 69,25%, seguido del euskera (26,09%), el gallego (4,35%) y el valenciano (0,32%).
Demanda por comunidades
Entre las comunidades autónomas que generan un mayor número de ofertas de empleo, Cataluña, con un 44,48%, y Madrid, con un 43,30%, son las que solicitan más candidatos con conocimientos de otros idiomas. Pese a ello, la comunidad catalana ha retrocedido su peso en algo más de 3 puntos porcentuales, mientras que la madrileña lo ha incrementado en casi un punto porcentual.
Sin embargo, el contenido de su oferta es muy diferente. Mientras que en Madrid se buscan mayoritariamente candidatos que hablen inglés (un 89,20%), en Cataluña la oferta queda más repartida entre diferentes lenguas: el inglés es demandado por el 49,82% mientras que las lenguas autonómicas se requieren en un 38,38%. País Vasco (31,99%), Navarra (31,12%), Andalucía (27,76%), Baleares (27,50%) y Extremadura (23,33%) son otras de las comunidades autónomas donde sus ofertas de empleo cualificado valoran mayoritariamente contar con idiomas.
En el lado opuesto, Murcia (22,60%), Comunidad Valenciana (21,54%), Canarias (20,51%) y Aragón (19,86%) figuran como las comunidades con menores requerimientos de idiomas en sus ofertas de trabajo. Extremadura es la región que mayor incremento porcentual ha sufrido con respecto al año anterior, de 11,68 puntos porcentuales, seguida de Murcia, con 4,15 puntos porcentuales. Por el contrario, Baleares, Comunidad Valenciana y Cataluña son las Comunidades en las que las ofertas de empleo que demandan idiomas han sufrido un retroceso mayor con respecto a 2009, retroceso de 7,44 puntos porcentuales en el caso de Baleares, 5,8 en la Comunidad Valenciana y 3,25, en Cataluña.
 Fuente: Adecco