Fuente: Portal de Comunicación de la Junta de CyL

El consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, y el rector de la Universidad de Valladolid, Daniel Miguel, han firmado un convenio de colaboración para el desarrollo de medidas de gestión y optimización de los suministros energéticos de la Universidad de Valladolid.

15 de febrero de 2015
Castilla y León | Consejero de Economía y Empleo
La Consejería de Economía y Empleo, a través del Ente Regional de la Energía (EREN), realiza actuaciones dirigidas a la gestión y optimización de los suministros energéticos. Actualmente, se están aplicando medidas responsables a través de las cuales se está conteniendo y reduciendo el gasto en todos los servicios de la administración. En concreto, desde hace dos años, se trabaja en la optimización del suministro energético con resultados económicos muy positivos para el Gobierno de la Comunidad.
Para ello, el EREN ha desarrollado una plataforma informática denominada OPTE, que desarrolla una base de datos de centros de consumo y puntos de suministro eléctrico con tratamientos informatizados para centrar la gestión y optimización de los contratos eléctricos de edificios de la administración autonómica, hospitales, centros de salud, centros educativos y de servicios sociales, entre otros. En este sistema a partir de ahora se comienzan a integrar las universidades.
El convenio, firmado entre la Junta y la Universidad de Valladolid, tiene como principal objetivo implantar el ahorro energético en los distintos campus, gestionando los consumos eléctricos de sus edificios.
Consumo energético
La Universidad de Valladolid tiene un gasto eléctrico anual aproximado de 2.300.000 euros y un consumo eléctrico de 14.700 MWh/año. Con esta iniciativa se pretende disponer de una base de datos de los contratos energéticos de todos los centros de consumo que permita su gestión y optimización y el establecimiento de indicadores energéticos para definir los procedimientos de intervención dirigidos a mejorar la eficiencia energética de los edificios e instalaciones.
El convenio firmado para el desarrollo de medidas de gestión y optimización de los suministros energéticos de la Universidad de Valladolid implica también la realización de estudios y proyectos de inversión demostrativos en eficiencia energética. Estos trabajos permiten evaluar la repercusión de estas medidas en el resto de centros de la Universidad, así como una campaña de difusión de los resultados obtenidos.
Ente Regional de la Energía
La aportación económica del EREN al convenio es de 23.650 euros y de 38.750 euros por parte de la Universidad de Valladolid. La parte aportada por el EREN comprende, por una parte, las asistencias técnicas para realizar estudios energéticos específicos de varios centros y, por otra, las mediciones de ahorro energético en las inversiones de eficiencia energética, además del mantenimiento del software para el tratamiento de datos de los contratos de electricidad y gas natural. Engloba, además, la elaboración de documentos, guías y medios para la difusión y formación de las medidas de optimización energética que son objeto del convenio.
A través de la aplicación OPTE, el EREN propondrá para cada centro de consumo la adecuación de las potencias contratadas para reducir el gasto fijo de facturación eléctrica, promoverá el uso responsable de la energía, agilizará la tramitación del Acuerdo Marco de electricidad pilotado por la Consejería de Hacienda y se promoverán actuaciones de mejora de ahorro y eficiencia energética que sean ejemplarizantes y replicables para el resto de centros.
Universidad de Valladolid
La Universidad de Valladolid está desarrollando diversas medidas basadas en los principios de sostenibilidad, austeridad y ahorro energético. En ellas incluye la realización de obras de mejora y rehabilitación energética de sus centros, así como la puesta en marcha de diferentes líneas de actuación. El objetivo es reducir el consumo de energía de las instalaciones existentes y mejorar su eficiencia energética.
En el marco de esta colaboración, ambas entidades se comprometen al desarrollo de una serie de medidas como son el desarrollo del sistema de monitorización de consumos eléctricos y gestión de contratos eléctricos de la Universidad de Valladolid; la optimización de suministros eléctricos; el desarrollo del sistema de monitorización de consumos de gas natural y gestión de contratos de gas de la Universidad; la optimización de suministros de gas natural; el establecimiento de un sistema de seguimiento y mejora continua de las instalaciones energéticas de la Universidad de Valladolid; y la difusión y formación, elaborando documentos técnicos y guías para difundir los resultados obtenidos.
Actualmente se gestionan y optimizan dentro de la Comunidad 1.095 centros de consumo y 1.000 contratos eléctricos con un gasto anual de casi 28 millones y medio de euros al año. A partir de la firma del este convenio específico, se gestionarán también edificios dependientes de la Universidad de Valladolid.
Ver esta noticia desde el Portal de Comunicación de la Junta de CyL