Fuente y fotos: Portal de Comunicación de la Junta de CyL
Audio y fotos
Jueves, 22 de octubre de 2015

Comparecencia de la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León, para explicar el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2016

Gracias, señora presidenta. Señorías, buenas tardes.

Me corresponde en esta comparecencia informar a sus señorías de los proyectos de ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2016 y de Medidas Tributarias que le acompaña, cuestiones que en los últimos meses han acaparado buena parte del trabajo de la consejería que dirijo, en intensa colaboración con el resto de departamentos y entidades cuyos presupuestos se integran en las Cuentas Generales de la  Comunidad.

Como saben fueron aprobados en la sesión extraordinaria del Consejo de Gobierno del pasado día 14. Y ambos son el fruto muy meditado de largas sesiones de trabajo de altos cargos y empleados públicos, que aportan su esfuerzo para conseguir que esos proyectos de ley vean la luz en el plazo indicado.

Son éstos, señorías, los Presupuestos de comienzo de la IX legislatura, y reflejan la nueva estructura organizativa y competencial a través de la cual canalizará el Gobierno salido de las últimas elecciones su acción política; dirigida a dar cumplimiento a los compromisos asumidos con los ciudadanos en el programa de gobierno refrendado por estas Cortes.

Cabe señalar que respecto a la legislatura pasada se mantiene el número de consejerías y, por tanto, de secciones presupuestarias, si bien con cambios competenciales. Uno transcendente en lo que afecta a la sección 2 del Presupuesto de la que soy responsable, que ahora suma competencias en materia económica y de hacienda pública y de la que les hablaré extensamente en unos minutos.

Nada más finalizar la sesión, el presidente de la Junta de Castilla y León presentó, ante los medios de comunicación, los objetivos, características y cifras más importantes del Proyecto de Presupuestos de la Comunidad para 2016, para conocimiento de los ciudadanos.

Señalaba que éstos son unos Presupuestos que responden al marco económico y de exigencias en materia de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera. Y a las demandas y necesidades de los ciudadanos.

Señorías, el escenario actual es bien distinto en lo estrictamente económico al de hace cuatro años, pero en el que se mantienen unas elevadas necesidades sociales por la prolongación de la crisis y sus efectos en un asunto esencial: el aún alto desempleo y sus efectos sobre las necesidades de un buen número de personas y sus familias.

Vamos, poco a poco, saliendo de la crisis que comenzara en 2008. Gracias al esfuerzo de todos, traducido en estos años en decisiones,  medidas difíciles; pero que permiten que hoy podamos hablar de recuperación económica, de creación de empleo, de reducción del paro y también de garantía del Estado del Bienestar, de los servicios públicos esenciales.

Estamos saliendo de la crisis, pero se trata de un proceso muy largo. Por eso en estos Presupuestos podemos afrontar medidas impensables años atrás, como cierta mejora de las retribuciones a los empleados públicos. Pero nos vemos obligados a seguir siendo muy cautos en el gasto, a seguir priorizando las cuestiones sociales por encima de cualquier otra y a seguir trabajando por la estabilidad y sostenibilidad de las cuentas públicas aquejadas de desequilibrios que limitarían mucho, si no impedirían, una actuación contracíclica de la Administración pública ante otra recesión.

Tenemos que afianzar lo que se ha conseguido en estos tres últimos años, seguir mejorando en eficiencia y eficacia del gasto público; a la vez tenemos que seguir sentando las bases de un nuevo modelo económico en positivo. Por eso las cuentas de la Comunidad para 2016 mejoran la capacidad de gasto de la Junta, pero sin perder de vista las posibilidades y limitaciones reales.

Pues bien, como ya conocen, el Presupuesto de la Comunidad para 2016 asciende a 9.843.699.243 euros, ligeramente inferior en cuantía absoluta al de 2015, el 0,78 % menos. Permitirá, sin embargo, en un escenario económico previsto de recuperación, dar cobertura a las actuaciones que la Administración autonómica impulsará para mejorar las oportunidades de empleabilidad y la competitividad de la economía regional; y para garantizar un nivel adecuado en la prestación de los servicios esenciales, la sanidad, la educación y los servicios sociales. Y pensando siempre en la cohesión social y territorial.

Además, dan adecuada respuesta a los compromisos establecidos en materia de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, y a tal fin se ciñen a:

–       Un déficit público del 0,3 % del Producto Interior Bruto regional. Les recuerdo que en el año actual el objetivo de déficit es el 0,7 %, con lo que seguimos en la línea de reducción de las necesidades de financiación iniciada en años anteriores.

–       Y a un volumen de deuda pública, definida de acuerdo con el Protocolo sobre Procedimiento de déficit excesivo, que no excede del 18,6 % del Producto Interior Bruto.

Y cumple con la regla de gasto que limita el crecimiento del gasto no financiero, en los términos establecidos en el artículo 12 de la Ley Orgánica 2/2012.

ESCENARIO MACROECONÓMICO

Señorías, es oportuno hacer una breve referencia al entorno macroeconómico que ha determinado la elaboración de los Presupuestos que les hemos presentado.

La economía regional mantiene una tendencia similar a la observada por el conjunto nacional. Ha registrado un ritmo de crecimiento superior en el segundo trimestre de 2015 con respecto al primero: un crecimiento del 3 %, frente al 2,6 %. La demanda interna mantuvo la misma aportación positiva al crecimiento del PIB que en el trimestre precedente, y el sector exterior aumentó cinco décimas su contribución positiva.

Los componentes de la oferta reflejaron el buen comportamiento de la economía en este segundo trimestre, continuando con la misma tendencia que en el primero, si bien se observa una ralentización en el ritmo de crecimiento del sector primario y una reducción del ritmo contractivo de las ramas energéticas.

El mercado laboral también mejoró en el segundo trimestre: según la EPA, los ocupados aumentaron un 2,3 %, el número de parados disminuyó un 13,6 % y la tasa de paro pasó del 20,4 % al 18,5 %. La afiliación a la Seguridad Social creció el 2,7 % y el paro registrado se redujo el 11,4 %.

Los datos correspondientes al tercer trimestre (algunos de ellos publicados hoy mismo) son, incluso, mejores: en lo que va de año, en la Seguridad Social cotizan 28.342 afiliados más y en las oficinas de empleo de Castilla y León hay registrados 32.850 parados menos;  y según los resultados de la EPA, conocidos esta mañana, hay 38.228 ocupados más y 43.549 parados menos que hace 9 meses, situándose la tasa de paro en el 16,6 % de la población activa.

Teniendo en cuenta esta información de la Contabilidad Regional Trimestral de Castilla y León, así como los indicadores conocidos hasta el momento, se ha revisado ocho décimas al alza la previsión de crecimiento del PIB para el año 2015, situándose en el 2,9 % (1,4 % en 2014), más acorde con la evolución de la información disponible, que refleja un importante aumento de la demanda interna, debido al incremento del consumo privado, que se ha visto  favorecido por la mejora del mercado de trabajo y la recuperación de la renta disponible de las familias. También se ha realizado una revisión en positivo de las previsiones relativas al mercado laboral en el conjunto del año 2015, que reducen la tasa de paro al 18,8 % y elevan la creación de empleo al 2,3 %.

Pues bien, conforme a estos datos, se ha elaborado el escenario macroeconómico para el ejercicio 2016, un año en el que se espera que el PIB continúe con la recuperación económica observada en 2015, aunque con una ligera desaceleración, estimándose un crecimiento del 2,7 % (dos décimas inferior al estimado para 2015 (2,9 %).

Una recuperación que se fundamenta principalmente en la contribución positiva de la demanda interna a la variación anual del PIB (2,3 puntos porcentuales), gracias al buen comportamiento tanto del consumo privado como de la inversión. Por su parte, la aportación positiva de la demanda externa registrará un ligero aumento (hasta 0,4 puntos porcentuales), donde se prevé un crecimiento tanto de las exportaciones como de las importaciones. Este comportamiento de la actividad económica durante 2016 traerá consigo resultados positivos en el mercado de trabajo, estimando que continuará el crecimiento del empleo, el 2 %, en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, y que seguirá disminuyendo la tasa de paro hasta el 17,8 % de media anual.

Estimaciones prudentes si se tienen en cuenta los últimos informes publicados por analistas donde se prevé un mayor crecimiento económico.

En todo caso, es conveniente tener presente que la consecución de este escenario macroeconómico no está exenta de riesgos e incertidumbres, tanto internos como externos, como pueden ser los relativos a la desaceleración de algunas economías a nivel mundial, la sostenibilidad del crecimiento económico de China, la evolución del precio del petróleo, la divergencia entre la política llevada a cabo por el Banco Central Europeo y la Reserva Federal, o la evolución de las condiciones económicas y laborales de los principales socios comerciales (en particular, del resto de España y de la Zona Euro).

INGRESOS

Paso a comentarles ahora las principales notas de los ingresos de los que se nutre este Presupuesto. Atendiendo a su naturaleza, distinguimos dos tipos de ingresos, según sean de carácter financiero o no:

En los últimos años, los ingresos financieros han condicionado de forma más intensa el montante y variación del Presupuesto total, tanto por la necesidad de acudir al endeudamiento de forma recurrente para poder atender los gastos públicos desde que empezara la crisis, como por el calendario de vencimientos de deuda que se refinancia cada año.

En total, los ingresos financieros ascienden en el Presupuesto presentado a 1.111,5 millones de euros y suponen el 11,3% del total de los recursos. Esa cuantía representa una reducción de casi un 30 % respecto al Presupuesto vigente, aunque la deuda de reposición sube un 8 % como consecuencia del calendario de vencimientos.

Esa reducción es debida a factores muy concretos:

–       De un lado, la rebaja del objetivo de déficit indicado (del 0,7 % al 0,3 %) que se traduce en menos deuda “nueva” (en porcentaje, un 55 % menos).

–       Y de otro, la no presupuestación de operaciones de endeudamiento con el BEI para la concesión de préstamos a empresas, al no tener la consideración de excepción a efectos del cómputo del objetivo de deuda pública. Una circunstancia que ha obligado a prescindir de estos préstamos en el Presupuesto y pasar a atender estas necesidades de nuestro sector empresarial mediante otras fórmulas.

Los ingresos no financieros son los de mayor peso en el Presupuesto, el 88,7 %, y los que determinan en gran medida el techo de gasto, pues su importe, unido al correspondiente al objetivo del déficit, delimita la capacidad de gasto del Presupuesto.

Los ingresos no financieros ascienden a 8.732,2 millones de euros, con un crecimiento del 4,4 % respecto de 2015: el 67,7 % proceden de las entregas a cuenta del sistema de financiación (crecen el 7,2 %); el 19,6 % corresponden a transferencias de la Unión Europea y de otras administraciones, básicamente del Estado (se reducen en su conjunto el 0,4 %); y por último, el 17,2 % son los que denominamos ‘ingresos propios’, constituidos por los tributos cedidos y gestionados por la Comunidad y por otros ingresos de diversa naturaleza, como son los precios públicos, por prestaciones de servicios, reintegros, de carácter patrimonial, etc. (éstos crecen el 3,1 %).

Siguiendo la clasificación económica del estado de ingresos:

El capítulo 1 recoge los impuestos directos, que se verán ligeramente reducidos frente a los de 2015: el 0,3 %.

Este descenso se debe a la menor recaudación estimada por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Es bueno recordar que los ingresos tributarios están experimentando ya en 2015 un comportamiento favorable debido a la mayor actividad económica y al mejor comportamiento del empleo. Quiero recordar aquí que la rebaja en 2015 del tramo autonómico se cuantificó en 150 millones de euros y, sin embargo, se ha traducido en una minoración estimada de 34,7 millones de euros.

Dentro de este mismo bloque se encuentran el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, cuya recaudación crecerá en 2016 un 2,4 %, hasta los 196,5 millones de euros; el Impuesto sobre el Patrimonio, que mantiene su nivel de recaudación en 41,2 millones y, por primera vez en el estado de ingresos, el Impuesto sobre Depósitos de Entidades de Crédito, del que se espera una recaudación de 25 millones de euros.

El capítulo 2 recoge los impuestos indirectos, de los que se espera una evolución positiva, con un incremento del 1,8 % respecto de 2015, sumando un total de 3.116,7 millones de euros, resultado del crecimiento del consumo por la recuperación económica y por la mejora del empleo. Por su importancia cuantitativa, destaca el Impuesto sobre el Valor Añadido, que aportará 1.843,9 millones de euros, el 3,4 % más que en el año en curso. Le siguen en importancia los Impuestos Especiales (sobre Determinados Medios de Transporte, Electricidad, Hidrocarburos, etc.) que crecerán también: un 1,8 %, y alcanzarán un total de 882,8 millones de euros.

En cuanto a los impuestos indirectos que gestiona la Junta de Castilla y León, destaca el crecimiento del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas, nada menos que un 17,6 %, hasta llegar a los 200 millones de euros, por la reactivación del mercado inmobiliario de segunda mano. En cambio, no esperamos variación en el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, cuya recaudación se mantendrá en 110 millones de euros.

En cuanto a los ingresos procedentes de los dos únicos impuestos propios, de carácter  ‘medioambiental’, se estima un crecimiento del 14,7 %, hasta alcanzar la cifra de 75 millones de euros.

Es de destacar, también, la desaparición para 2016 de la tarifa autonómica sobre la venta de hidrocarburos. Si en 2012 había razones más que suficientes para establecer un impuesto de esta naturaleza, hoy la diferente situación económica y presupuestaria permite su eliminación. No obstante, se prevé un ingreso de cinco millones de euros correspondiente a la recaudación devengada en los últimos meses de 2015.

Las tasas, precios públicos y otros ingresos se integran en el capítulo 3. Se incrementan en conjunto un 4,4 %, aportando entre todos ellos 298,5 millones de euros.

Por su parte, las transferencias corrientes (capítulo 4) contribuyen al Presupuesto con 2.782,5 millones de euros, un 15,8 % más que en 2015. Un crecimiento que se debe fundamentalmente a la liquidación definitiva del sistema de financiación, que fue negativa en el Presupuesto de 2015 (-54,75 millones de euros) y que en 2016 superará los 318,3 millones de euros.

Dentro de este capítulo se encuentran los recursos procedentes de los fondos de Suficiencia Global y de Garantía de Servicios Públicos Fundamentales, con 1.215 millones de euros y una reducción del 1,4 %; los fondos de la PAC, por 923,8 millones de euros, importe que no experimenta variación, y las transferencias del Estado, fundamentalmente finalistas,  con 396 millones de euros, que crecen el 6,8 %. Los restantes 3,4 millones de euros son transferencias de otras entidades.

El capítulo 5 lo integran los ingresos patrimoniales, cuya cuantía se estima en 36,8 millones de euros, experimentando un descenso del 25,8 %.

El conjunto de estos capítulos constituye los ingresos por operaciones corrientes, cuyo importe crece el 5,5 % hasta los 8.237,3 millones de euros.

Los ingresos por operaciones de capital se reflejan en los capítulos 6 y 7 del presupuesto de ingresos.

El capítulo 6, relativo a la enajenación de inversiones reales, se verá reducido en un 30,6 %, pasando de los 150,8 millones de euros en 2015 a los 104,6 millones de euros en 2016.

El capítulo 7, las transferencias de capital, aportará 390,3 millones de euros el próximo año, un 4,4 % menos que en el ejercicio actual, y en el que el descenso más acusado se encuentra en los fondos procedentes de la Unión Europea, 226 millones de euros, con una reducción del 8,5 %. Deben recordar sus señorías que 2015 es el último año de ejecución de los fondos asignados en el Marco 2007-2013 y ello exigió que se previeran en el Presupuesto de este año recursos procedentes de dicho marco, que se solaparon con los del período de programación 2014-2020. En 2016, esa circunstancia no se produce, lo que determina la disminución en los recursos procedentes de la Unión Europea. El resto del capítulo lo integran otras transferencias, procedentes del Estado en su mayor parte, que ascienden a 164 millones de euros, con un crecimiento del 1,6 %.


GASTOS

Comenzando con el análisis de los gastos, también es necesario distinguir entre operaciones financieras y no financieras.

Las operaciones financieras recogen, básicamente, el importe de amortización de la deuda. Así ocurre con el capítulo 9, que asciende a 871,8 millones de euros, con un incremento del 8,8 %. Incluye amortizaciones de la deuda por 817,3 millones de euros; el resto, 54,5 millones, corresponde a la amortización de los préstamos que sirvieron para financiar las ayudas de carácter rembolsable a las empresas.

El capítulo 8, con 61,9 millones de euros, presenta una reducción del 79,1 %, como consecuencia del cambio de criterio respecto de los préstamos del BEI que se utilizaban en las ayudas reintegrables a las empresas. No obstante, aún se mantienen estas ayudas, a financiar con fondos entre otros del Ministerio de Economía y Competitividad, y cuyo importe, 59,2 millones de euros, se seguirá destinando a los préstamos reintegrables y otros apoyos financieros que se pondrán a disposición de las empresas.

Los gastos no financieros del Presupuesto ascienden a 8.910 millones de euros y constituyen el verdadero techo de gasto para 2016, con un crecimiento del 1 %.

Es un límite de gasto que mejora en 23,6 millones de euros el fijado en el acuerdo aprobado en estas Cortes el pasado 23 de septiembre, lo que tiene su justificación en un aumento de las transferencias del Estado y de los fondos de la Unión Europea, así como un ligero ajuste al alza de nuestros ingresos. Este nuevo techo de 8.910 millones respeta, en todo caso, el límite de la regla de gasto establecido en el artículo 12 de la Ley Orgánica 2/2012.

El Presupuesto para 2016, por tanto, dispone de 87 millones más que el de 2015 para atender el gasto no financiero del conjunto de la Administración de la Comunidad y, en particular, el de las consejerías. Y de forma singular el de las consejerías sociales.

Así desde el punto de vista de su naturaleza económica:

El capítulo 1, destinado a los gastos de personal, se elevará casi un 2 %. En total suponen 3.575 millones de euros y representan el 36,3 % de todos los gastos. La mayor parte de este personal es el que presta sus servicios en las consejerías sociales. Tanto es así que el 86,7 % de todos los gastos de personal corresponden a esas tres consejerías: Sanidad, Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades. En el restante 13,3 % se incluyen las retribuciones del personal del resto de las consejerías, e incluso las del personal de estas Cortes y el resto de instituciones propias de Castilla y León.

Cabe destacar que este capítulo 1 contempla el incremento del 1 % de las retribuciones de los empleados públicos, así como el abono de otro 25 % de la paga extraordinaria de diciembre de 2012.

El capítulo 2 corresponde a los gastos corrientes en bienes y servicios, que con sus 1.321,8 millones de euros representan el 13,4 % de todos los gastos. También en este caso el grueso del gasto, nada menos que el 94,3%, se destina a Sanidad, Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades. El resto de las consejerías se repartirán 75 millones de euros.

El capítulo 3 recoge los gastos financieros, los correspondientes al pago de intereses. Y en 2016 experimentarán un fuerte descenso: el 18,6 %. Suponen un 3,3 % del Presupuesto y básicamente, el 98 %, corresponden a la sección Deuda Pública. El resto deriva de las ayudas reintegrables otorgadas a las empresas. Este descenso implica que se hayan liberado 75,4 millones de euros que pueden destinarse a otras partidas y políticas de gasto.

El capítulo 4 es el relativo a las transferencias corrientes, que representa el 26 % del gasto total. En él encontraremos el próximo año casi 2.550 millones de euros, el 2,3 % más que este año 2015; si descontamos la PAC, que la Junta de Castilla y León destina directamente a los agricultores y ganaderos, resulta que el 95,6 % de todas las transferencias corrientes las gestionan las consejerías sociales, desde las que se atiende el pago de la ‘receta’ farmacéutica, el programa de gratuidad de libros, la enseñanza concertada, la financiación de las universidades y el gasto en dependencia, renta garantizada y otras prestaciones sociales.

Con el capítulo 4 cerramos los gastos por operaciones corrientes, que suponen el 79 % de todo el Presupuesto. Señorías, si los comparamos con los ingresos corrientes, se pone de manifiesto un ahorro bruto de 460,5 millones de euros, multiplicando por 5,5 el de 2015, lo que evidencia la capacidad y solidez del Presupuesto.

En cuanto a las operaciones de capital, destacar que presentan un nuevo crecimiento tras el de 2015. Estos gastos han sido los más sacrificados a lo largo de la crisis, para mantener el nivel de aquellos otros dirigidos a las políticas sociales.

El capítulo 6 es el relativo a las inversiones reales, que experimentan un crecimiento del 4,6 %. En ese caso, como es lógico, el mayor peso lo tienen las consejerías inversoras, y muy especialmente la de Fomento y Medio Ambiente, que dispondrá de 146,9 millones de euros de los 465 totales. Agricultura y Ganadería, por su parte, tendrá a su disposición 74,7 millones de euros. Y junto a ellas, la Consejería de Sanidad, que no consideramos inversora sino social, también tendrá un fuerte componente inversor, ya que dispondrá para este fin de 109,1 millones de euros. Con ello se comienza a dar cumplimiento a los compromisos inversores asumidos para esta legislatura.

El capítulo 7, las transferencias de capital, también participa en el incremento de los gastos de capital. En su caso, ese crecimiento alcanza el 1,8 %, lo que sitúa la cifra global en 668,2 millones de euros. En el caso de este capítulo, es la Consejería Agricultura y Ganadería la que presenta la cifra más abultada, con 191,2 millones de euros. Le siguen en cuantía la Consejería de Empleo, con 172,3 millones de euros, y Economía y Hacienda, con 78,6 millones de euros.

La suma de los gastos de capital asciende a 1.133,2 millones de euros, un importe que supera en un 2,9 % al que tenemos en 2015 para este fin, pasando a representar el 11,5 % del Presupuesto.

En fin, 8.910 millones de euros de gasto no financiero en total, del que el 85,6 % será gestionado por las diferentes consejerías de la Junta de Castilla y León: 7.628 millones de euros. La diferencia de 1.282 millones de euros corresponde a la PAC (923,8 millones de euros), al pago de los intereses de la deuda y otros préstamos financieros recibidos (330,2 millones de euros) y al presupuesto de las todas las instituciones de la Comunidad integradas en el de las Cortes (28 millones de euros).

En 2016, por tanto, las consejerías de la Junta de Castilla y León dispondrán de 162 millones de euros más que en 2015, un incremento del 2,2 %. Su destino prioritario, como vamos viendo, ha sido engrosar el presupuesto de las tres consejerías sociales que reciben el 82 % de dicho incremento: 132,3 millones de euros. De este modo, la Junta comienza esta legislatura demostrando su firme compromiso con los servicios públicos fundamentales.

Las consejerías  cuyas competencias se enmarcan en lo que denominamos gasto social (Sanidad, Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades) gestionarán el 80 % de los créditos no financieros que corresponden a las consejerías, con un crecimiento medio del 2,2 % frente al del resto, que se queda ligeramente por debajo del 2 %. En su conjunto 6.073,4 millones de euros dirigidos a mantener y mejorar la atención sanitaria y el funcionamiento de nuestros centros sanitarios y hospitales (3.299,2 M€; a garantizar la calidad de nuestro sistema educativo (1.901,8 M€), y a atender las necesidades de los ciudadanos que por razones tanto de la crisis como de sus circunstancias  personales y familiares pudieran encontrase en riesgo de exclusión, a través de la prestación de la Renta Garantizada de Ciudadanía, atención a la dependencia, infancia, mujeres, personas con discapacidad… (en total, 872,4 M€).

La Consejería de Empleo, que por sus características también podría ser considerada social, presenta el mayor crecimiento: el 11,2 %, con un presupuesto de 258,5 millones de euros; dotación que, unida a otros programas gestionados por otras consejerías, supone que las políticas de empleo dispondrán en total de 273,6 millones de euros, con un volumen de recursos para apoyar estas políticas que crece el 12 %. La prioridad número uno de este nuevo Gobierno –el empleo– queda pues claramente demostrada en las primeras cuentas públicas.

En cuanto al presupuesto dirigido a gasto no financiero del resto de las consejerías denominadas no sociales, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente dispondrá de 422 millones de euros, con un incremento del 1,7 %, donde su capítulo de inversiones crece cerca del 3 %.

La Consejería de Agricultura y Ganadería dispondrá de 390 millones de euros para atender sus políticas de gasto no financiero. Presenta una reducción algo menor al 7 %, consecuencia de la desaparición en 2016 de los fondos FEADER que se presupuestaron en 2015 para garantizar la ejecución del Programa de Desarrollo Rural 2007-2013, de acuerdo con la regla n+2. Descontando el efecto de la coincidencia en el Presupuesto de 2015 de fondos europeos del marco vigente (2014-2020) y del anterior (2007-2013) y homogeneizando las cifras, la Consejería de Agricultura y Ganadería dispondrá de 14 millones más que en 2015, lo que representa un incremento del 3,6 %.

La Consejería de Economía y Hacienda, que yo dirijo, dispondrá de 258 millones de euros para gasto no financiero, un 1,5% más que en 2015, fundamentalmente para atender los apoyos al sector empresarial. No obstante, más adelante tendré oportunidad de referirme más extensamente a la misma.

Por último, la Consejería de la Presidencia, con 117,7 millones de euros, muestra una disminución del 1,2 % consecuencia de la reducción del 75 % del gasto vinculado al proceso electoral celebrado este año. Y la Consejería de Cultura y Turismo, con 114,8 millones, presenta un crecimiento del 3,9 % que se absorbe en la Dirección General de Patrimonio y en la de Deportes, fundamentalmente.

Creo haber dado cumplida información de la distribución del estado de gastos del Presupuesto, cuyo contenido será más detallado por los respectivos consejeros. Desde luego, si así lo consideran atenderé las solicitudes de aclaración a lo largo de esta comparecencia. Paso a referirles la información básica relativa a las empresas y fundaciones públicas que, seguro, les será suficientemente ampliada por los titulares de las consejerías de las que dependen.

EMPRESAS Y FUNDACIONES PÚBLICAS
Señorías, un breve apunte, pues, en relación al sector empresarial y fundacional de la Comunidad.

Como resultado del proceso de restructuración del sector público instrumental iniciado en 2010, actualmente sólo contamos con dos empresas públicas: la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl) y Castilla y León Sociedad Patrimonial (Cylsopa).

La primera de ellas dispondrá en 2016 de un presupuesto de 59,1 millones de euros, de los que 49,5 serán para inversiones. Sobre todo, construcción de plantas de depuración de aguas residuales y el Plan de Bioenergía de Castilla y León.

Por su parte, Cylsopa, de la que luego les hablaré puesto que está adscrita a la consejería que dirijo, abordará proyectos por importe de 645.000 euros.

El subsector fundacional, que se encuentra integrado por nueve entidades, además del Consejo de la Juventud, impulsará en su conjunto actuaciones por 70,7 millones de euros, con un crecimiento del 2,4 %. Estas entidades desarrollan actividades en ámbitos tan diversos como la actividad cultural, la sanitaria, el patrimonio natural o la enseñanza universitaria.

De ellas la que maneja un presupuesto mayor es la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León, que asciende a 23,2 millones de euros, seguida de la Fundación de Hemoterapia y Hemodonación, con 18,5 millones de euros.

ARTICULADO DE LOS PROYECTOS DE LEY DE PRESUPUESTOS Y DE MEDIDAS

Respecto al articulado de los proyectos de ley de Presupuestos y de Medidas, cabe señalar que el primero contiene las normas de gestión presupuestaria en 2016, la previsión de no incremento de las tasas públicas y las normas relativas a retribuciones y empleo públicos, que es donde destacan las principales novedades respecto a 2015. Así, tras los últimos años de mantenimiento e incluso reducción de estos conceptos, en 2016 se va a producir, como ya he destacado, una subida salarial para los empleados públicos de un 1 %, y se prevé el pago de un 25 % del importe pendiente de la paga extraordinaria del mes de diciembre de 2012.

Junto a esto, se amplía la tasa de reposición de efectivos en paralelo a lo previsto por el Estado en sus Presupuestos Generales: esto es, tasa de reposición del 100 % en los sectores más sensibles, tales como sanidad, educación, lucha contra el fraude, empleo, extinción de incendios, etc., y del 50% en todos los demás sectores.

Además se mantiene la importante política de avales públicos a las empresas por el máximo de 1.150 millones de euros fijado en los últimos años.

Las previsiones más significativas respecto al Proyecto de Ley de Medidas tienen que ver con cuestiones tributarias. Medidas todas ellas que refuerzan el modelo tributario autonómico contenido, progresivo y pegado al territorio.

En este sentido se introducen modificaciones relevantes, haciendo uso de la capacidad normativa reconocida a la Comunidad por el sistema de financiación autonómica, que afectan tanto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, como a la tarifa autonómica del Impuesto sobre Hidrocarburos y a la imposición sobre el Juego.

Por un lado, se modifica la tarifa autonómica del IRPF aplicable a partir del 1 de enero de 2016, con el objetivo de adecuar la legislación autonómica a la modificación estatal de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de julio pasado. Así, se reduce el tipo aplicable al tramo de base comprendido entre los cero y los 12.450,00 euros desde el 10 % actual al 9,5 %; se modifica el límite superior del segundo tramo de renta de la tarifa, de forma que la parte de la base imponible situada entre los 17.707,20 euros y los 20.200,00 euros pasa de estar gravada al 14 % a estar gravada al 12 %. También se modifica el límite superior del tercer tramo de renta de la tarifa, y con ello la parte de la base imponible situada entre los 33.007,20 euros y los 35.200,00 euros pasa de estar gravada al 18,5 % a estar gravada al 14 %.

Si tenemos en cuenta que en torno al 50 % de los contribuyentes declaran rentas de hasta 12.450 €, ésta es sin duda una medida que refuerza la progresividad del sistema, y a la vez reduce la presión fiscal de forma especial a las rentas medias.

Además se cumple con el compromiso de suprimir la tarifa autonómica del Impuesto sobre Hidrocarburos.

Finalmente, se mantienen los beneficios fiscales del 2015 en la Tasa Fiscal sobre el Juego, vinculados a la conservación del empleo.

Todas estas decisiones, sumadas al mantenimiento de los beneficios fiscales vigentes, aportarán una liquidez adicional a las familias y empresas que incidirá de forma positiva en la demanda interna y con ello en la economía, en el empleo, que se traduciría también en la mejora de ingresos tributarios. Un círculo virtuoso que debemos estimular frente a las subidas de impuestos que penalizan esa demanda interna de la que depende en buena medida el crecimiento económico en esta etapa de recuperación.

SECCIÓN 02

Me corresponde ahora informarles de la sección presupuestaria 02 (que integra el presupuesto de la Consejería de Economía y Hacienda, de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial de Castilla y León (ADE) y del Ente Público Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), entes instrumentales al servicio de las políticas económicas) y de la sección presupuestaria 21, de la Deuda Pública, así como de los trabajos que tienen previsto realizar en 2016 la empresa pública, Cylsopa, y la Fundación Santa Bárbara.

El Proyecto de Presupuesto de la Sección 02 asciende a 339.446.769  euros, lo que supone una disminución del 25,4 % respecto del vigente, y representa el 3,4 % del Presupuesto de la Comunidad.

En cuanto al análisis por tipos de gasto, en el Presupuesto destaca el gran peso que tiene el capítulo 1 de gastos de personal que, con un importe de 97,4 M€, representa un     28,7 % del Presupuesto. Esto expresa la importancia y trascendencia que tienen los recursos humanos en una consejería con funciones y competencias esencialmente de prestación de servicios a la estructura de la Junta de Castilla y León y de atención directa a ciudadanos y empresas.

El presupuesto previsto para atender los gastos corrientes en bienes y servicios (capítulo 2), incluidas las delegaciones territoriales, cuya gestión administrativa continúa realizándose desde esta consejería,  tiene una dotación de poco más de 24 M€, experimentando una reducción del 0,3% sobre el presupuesto equivalente del ejercicio anterior. Esta disminución es consecuencia de la aplicación de la política de austeridad y racionalización del gasto corriente con la que está comprometida la consejería.

En el capítulo 3, de gastos financieros, la variación es muy significativa: disminuyen  en 17,5 millones de euros  hasta quedarse en algo más de 4,2 M€, debido a la cancelación de gran parte de la deuda contraída con diversas entidades financieras en ejercicios anteriores.

El capítulo 4, de transferencias corrientes, se eleva a 7,6 M€, en su mayor parte dirigidas a corporaciones locales (6,7 M€) destinadas a cubrir las transferencias de competencias a diputaciones y ayuntamientos de la comunidad autónoma en materia de instalaciones deportivas, bibliotecas, deporte escolar, guarderías y medio natural, contempladas en los correspondientes decretos de transferencias.

Respecto a los gastos de capital, señalar que el capítulo 6, de inversiones reales, se mantiene por encima de los 46 M€, prácticamente igual al de 2015: sus principales cifras responden a actuaciones en materia de suelo industrial y tecnológico (22 M€); mantenimiento de aplicaciones informáticas (Siccal, Guia, Duero), renovación de equipos  y licencias que hacen posible el adecuado ejercicio de las funciones de seguimiento y control de recursos públicos, la Administración Tributaria digital y la contratación electrónica (7,4 M€); al apoyo a la internacionalización  de las empresas (5 M€); para la restauración de espacios mineros obligados por la Comisión Europea (3,2 M€); y al programa de gestión de patrimonio y edificios administrativos (2,4 M€). Otras actuaciones inversoras relevantes por su objeto son las relativas al seguimiento y evaluación de actuaciones financiadas con fondos comunitarios  (1,3 M€), y 750.000 euros dirigidos a la obtención de información estadística.

Por su parte el capítulo 7, de transferencias de capital, se incrementa de forma notable, casi un 35 %, hasta los 78,6 M€, básicamente de la ADE para ayudas al tejido empresarial, actuaciones de eficiencia energética (6,6 M€) o apoyo al sector del comercio (3,2 M€).

Los activos financieros se reducen 134,6 M€ (71,8 %) debido a la no presupuestación de los fondos BEI. Para fines de apoyo financiero a las empresas se presupuestan 52,9 M€ (32,4 M€ del Mineco, y el resto de instrumentos financieros que se pondrán en marcha cofinanciados con fondos europeos).

Finalmente el capítulo 9, pasivos financieros, se incrementa en 14,9 M€ (cerca del  110 %), que obedece exclusivamente a las anualidades de amortización fijadas en los calendarios de los préstamos recibidos en años anteriores para apoyos financieros a las empresas mediante ayudas reintegrables. Este capítulo se eleva hasta los 28,4 M€.

Tras destacarle las principales cifras económicas, dedicaré los próximos minutos a subrayar las principales actuaciones, contempladas en el Presupuesto para 2016, que tienen por objetivo la reactivación económica y empleo, y que se van a ejecutar fundamentalmente a través de la ADE.

Como les indicaba en mi comparecencia del 1 de septiembre, en esta legislatura vamos a centrar la política económica en el fortalecimiento de la economía regional, con el firme objetivo de generar empleo de calidad en todo el territorio de Castilla y León a través de una política integral de emprendimiento e innovación (creación de empresas) en todo el territorio de la comunidad autónoma y el fortalecimiento de nuestro tejido empresarial en una estrategia integral de competitividad (con especial atención a las pymes locales y familiares).

Permítanme una breve referencia aquí a la Lanzadera Financiera de Castilla y León, un instrumento que se pondrá en marcha en 2016 para garantizar la financiación necesaria a cualquier proyecto viable que quiera impulsarse en la Comunidad y que resolverá, sin duda, las limitaciones de apoyo a las empresas derivadas del cómputo como deuda de la Comunidad de los préstamos que venían recibiéndose del BEI.

A través de la Lanzadera la ADE va a prestar todos los servicios de asesoramiento que precisen los emprendedores y empresas, y además se va a poner a su disposición el producto financiero que más se adecúe al proyecto concreto (sea subvención a fondo perdido, capital-riesgo, capital-semilla, préstamos participativos o garantías, en colaboración en este caso con Iberaval y Sodical).

Se ofrecerá a las entidades financieras que se adhieran al sistema la posibilidad de la financiación de los proyectos.

En este sentido se está trabajando con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) a fin de poner a disposición del sistema financiero 500 M€ en préstamos que se traduzcan en financiación empresarial en condiciones atractivas. Esta estructura financiera está complementada, como he señalado, con los instrumentos del perímetro ADE (Iberaval y Sodical) y otros de carácter nacional y supranacional (ICO, Enisa, Cofides, Axis…).

Entrando ya a analizar los programas presupuestarios dirigidos a la reactivación de la economía y empleo, quiero destacarles los que atienden al emprendimiento y a los distintos factores de la competitividad. A la financiación, uno de los elementos más importantes para la competitividad de nuestras empresas, acabo de referirme al explicarles el nuevo instrumento que pondrá en marcha la Junta de Castilla y León.

Así, en materia de emprendimiento los programas de creación de empresas crecen en el Presupuesto de 2016 cerca de un 20 %, hasta alcanzar los 20,8 millones de euros. Como ya les adelantara en septiembre, se quiere impulsar el emprendimiento inclusivo, el de base tecnológica, el rural y el social; y de forma especial el emprendimiento por parte de un colectivo fundamental, los jóvenes. Se incluye aquí la realización de acciones de formación, tutorización y asesoramiento, y subvenciones a la inversión inicial.

Los programas de competitividad, que se ven afectados por la pérdida de fondos BEI, se reducen un 58 %. Este efecto quiere superarse, como he señalado, con la actuación en 2016 de la nueva Lanzadera Financiera. No obstante, vía Presupuestos se mantiene una financiación importante para mejorar las condiciones de desarrollo empresarial y consolidación de pymes: 86,3 M€.

Se incluyen aquí 21,9 M€ de suelo industrial y tecnológico que perseguirá alcanzar una oferta de suelo de capacidad y calidad para que nuevas industrias y empresas desarrollen sus proyectos en la comunidad autónoma. Existe una partida territorializada por importe de 6,5 M€ Euros para el Parque Tecnológico de Burgos. Y el resto corresponde a inversiones para finalizar determinadas actuaciones y ponerlas en el mercado a disposición de empresarios y emprendedores, para que puedan desarrollar su actividad empresarial en la región con la consiguiente generación de riqueza y empleo.

Además es destacable la mejora de los fondos destinados a impulsar  otro factor vinculado al emprendimiento y determinante de la competitividad como es la innovación. En el Presupuesto de 2016 crece un 11 %, hasta los 58,5 M€ (innovación, tecnología y sociedad de la información). La nueva Estrategia de Innovación Tecnológica va a apoyar el desarrollo de productos y procesos innovadores, así como el establecimiento de un sistema de transferencia tecnológica.

Un crecimiento aún más significativo muestra el presupuesto para internacionalización, otro de los factores de competitividad, un 206,7 %, que le permite alcanzar los 10 millones de euros. Les recuerdo que estamos trabajando en un nuevo Plan de Internacionalización que integra todos los aspectos vinculados con ella: desde la promoción comercial y multilateral, hasta la captación de proyectos exteriores, la formación y cualificación de personas capaces de dar una visión internacional al negocio, la información sobre nuevos mercados y mercados tradicionales, y el acceso a una red exterior de agentes o promotores de Castilla y León.

Finalmente, al igual que destacara en mi intervención de septiembre, otro factor de competitividad –la eficiencia energética empresarial–  se va a apoyar con más de un millón de euros, en este caso desde la Dirección General de Energía y Minas.

Señoras y señores procuradores, la política sectorial tiene en la Consejería de Economía y Hacienda un papel prioritario. Por eso junto a las medidas descritas, impulsadas desde el presupuesto de la ADE, debo hacer una referencia a las específicas en materia de Industria, Energía y Minas y Comercio, a impulsar en 2016 con cargo al presupuesto de la consejería.

INDUSTRIA

Por lo que respecta a la política industrial, corresponde como saben a la Dirección General de Industria y Competitividad, y se instrumenta través de la ADE, que está adscrita a la misma. Por eso en el presupuesto de esa dirección general, con una dotación de 6 millones de euros (un 42,4 % más que en 2015) se atiende a cuestiones generales relacionadas con la política industrial y de competitividad.

Esta dirección general atiende las actuaciones en materia de seguridad industrial, factor de competitividad y un hecho diferencial a la hora de competir en los mercados, se centrarán en fomentar la formación en el ámbito de la seguridad industrial en colaboración con los colegios profesionales y asociaciones de instaladores, para lo que se contempla una partida de 80.000 €.

Se mantienen el apoyo a los laboratorios de ensayo, calibración y metrología de Castilla y León, que suponen una red de apoyo a las empresas de Castilla y León.

Además se va a articular un Plan Renove de Calderas y Calentadores 2016, dotado con 200.000 €, para la mejora de la seguridad, eficiencia energética y protección del medio ambiente mediante una aportación económica por cada equipo sustituido.

Por su efecto dinamizador del tejido empresarial de Castilla y León se reforzará el apoyo regional a las agrupaciones empresariales innovadoras o ‘clusters’, con una línea de subvenciones de 500.000 € cofinanciada con fondos FEDER.

Por último, se realiza una gran apuesta hacia los agentes públicos de investigación y, en particular, este año se enfocará al sector del cárnico, para lo cual se colaborará con 1.200.000 € con la Universidad de Burgos en la creación de un centro tecnológico de innovación en ese sector.

ENERGÍA Y MINAS

En materia de política de energía y minas cabe destacar que el volumen de recursos destinados a fomentar esos sectores se incrementa en 2016 un 10,3 %, si atendemos exclusivamente al presupuesto de la dirección general, que asciende a 13,6 M€.

En relación al sector minero, recordar que en 2016 aprobaremos la Estrategia de Recursos Minerales de Castilla y León, que permitirá evidenciar el potencial minero de la Comunidad así como la adopción de medidas administrativas que permitan la creación de unas condiciones adecuadas para el desarrollo de actuaciones y proyectos que activen ese potencial minero. Los Presupuestos del próximo año contemplan una partida de 100.000 € para su puesta en marcha.

Destacar al respecto que el potencial de la minería metálica de Castilla y León se encuentra en pleno auge. El máximo interés se focaliza actualmente en el wolframio, por su importancia estratégica para la Unión Europea, así como por la importancia de sus yacimientos. Respecto a los minerales industriales debo destacar la magnesita, materia prima crítica para la Unión Europea, y de la que en Castilla y León contamos con uno de los principales yacimientos ubicado en el término municipal de Borobia (Soria).

En el ámbito de la minería del carbón, actuaremos dentro de nuestras competencias para conseguir definitivamente la implementación de lo dispuesto en Real Decreto 675/2014, de 1 de agosto, por el que se establecen las bases reguladoras de las ayudas al impulso económico de las comarcas mineras del carbón, mediante el desarrollo de proyectos de infraestructuras y proyectos de restauración de zonas degradadas a causa de la actividad minera.  Como es conocido, supondría poder movilizar hasta 125 M€ en proyectos de infraestructuras y restauración de espacios hasta 2018. Y la Junta destaca tanto la necesidad como la obligación de actuar decididamente en la reactivación de las cuencas mineras.

A su vez resulta ya urgentísima la puesta en marcha por el Minetur de los mecanismos de apoyo previstos en el Marco 2013-2018, que faciliten la adaptación de las centrales de carbón nacional a las exigencias de la Directiva de Emisiones Industriales, mediante la aprobación de la Orden de Pagos por Capacidad, que establezca la obligatoriedad de compra de carbón hasta 31 de diciembre de 2018 y que permita que el carbón nacional alcance una presencia del 7,5 % en el mix de generación eléctrica español.

Y como ya he señalado, continuaremos desarrollando actuaciones de restauración de los espacios degradados por la minería de carbón en el valle de Laciana (León), conjuntamente con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, destinando a tal fin 3,2 M€ en consonancia con las obligaciones asumidas con la Comisión Europea.

En materia de formación para el empleo, la Fundación Santa Bárbara, como luego destacaré, seguirá jugando un destacado papel en las políticas de fomento del empleo en sectores tan singulares como el minero, energético y de la construcción en Castilla y León.

Y en materia de prevención de riesgos laborales continuaremos, en colaboración con el Instituto Nacional de Silicosis –considerado como centro de referencia nacional–, desarrollando actuaciones en forma de asesoramiento, formación y cuantas acciones específicas sean adecuadas, tanto en el ámbito de la prevención de riesgos laborales como en el diagnóstico y asistencial. En los presupuestos de la dirección general se contempla una transferencia de capital por importe de 25.000 € para esta finalidad.

En el ámbito energético, continuaremos trabajando por dar respuesta a las necesidades que demanden todos los sectores en el nuevo entorno de crecimiento económico.

Destacan las actuaciones presupuestadas para el fomento del ahorro, la eficiencia energética y las energías renovables, a través de la convocatoria de subvenciones por 6,6 M€, financiadas al 50 % por fondos FEDER: de esos fondos 5,1 M€ irán dirigidos a las comunidades de propietarios y asociaciones o entidades sin ánimo de lucro, con el objeto de actuar en proyectos integrales sobre los edificios, y 1,5 M€ a actuaciones de ahorro y la eficiencia energética en las pequeñas y medianas empresas de la Comunidad.

ENTE PÚBLICO REGIONAL DE LA ENERGÍA

Señorías, a esa dirección general se encuentra adscrito el Ente Público Regional de la Energía de Castilla y León (EREN) que contará con un presupuesto de 3,4 M€, superior en más de un 6 % al del año 2015, destinado a fomentar actuaciones de ahorro y eficiencia energética y energías renovables dentro de nuestra comunidad autónoma.

Como órgano gestor de fondos FEDER para este Programa Operativo 2014-2020 y dentro del denominado Eje OT4 (favorecer el paso a una economía baja en carbono en todos los sectores), además de coordinador técnico de las inversiones de otros centros directivos y de la gestión de las subvenciones, tiene previsto la realización de inversiones por un total de 749.538 euros este año, que complementarán a las previstas por la dirección general en esta materia.

Las actuaciones en materia de ahorro y eficiencia energética consistirán fundamentalmente en la realización de los estudios y proyectos necesarios para la posterior ejecución de un ‘district heating’ en el Parque Tecnológico de León y la realización de los proyectos necesarios para las inversiones de otros centros directivos dentro del proyecto global denominado ‘Actuación ejemplarizante de rehabilitación energética de edificios de la Administración de Castilla y León’.

Por lo que a las energías renovables se refiere, se ejecutarán instalaciones de energía solar térmica y biomasa en albergues y establecimientos hoteleros (públicos y privados) en el Camino de Santiago, redes de calefacción centralizada con biomasa y actuaciones de biomasa en edificios emblemáticos de Castilla y León, para aprovechar su promoción y difusión.

Una de las medidas que prevé el Plan del Vehículo Eléctrico de Castilla y León, así como las directivas del vehículo alternativo, es la acción ejemplarizante de las administraciones con objeto de ir introduciendo la tecnología del vehículo eléctrico y el vehículo híbrido. A tal fin se presupuestan 200.000 euros para adquirir una primera flota de vehículos de distintas marcas y tecnologías, para ponerlos a disposición de diferentes departamentos de la Administración de Castilla y León, dotados de sistemas de medición y registro de diferentes variables técnicas que son necesarias para estudiar el comportamiento en uso real.

Para el desarrollo del Plan Regional de Ámbito Sectorial de la Bioenergía, vigente durante la presente década, tiene prevista una inversión en estas actuaciones de 115.000 euros.

En innovación está previsto invertir 120.000 euros en dos innovadores y replicables proyectos, fundamentalmente dentro del sector agrícola y/o agroindustrial. Y va a invertir recursos económicos por un total de 160.000 euros en las tres aplicaciones informáticas que tiene a su cargo: Ayae (gestión de subvenciones), Ceren (Certificación Energética de Castilla y León) y Opte (Optimización de Recursos Energéticos).

COMERCIO Y CONSUMO

En materia de política comercial, desde la Dirección General de Comercio y Consumo se implementarán políticas orientadas al fomento de la innovación y a la mejora de la gestión, apostando por facilitar la transmisión de la actividad comercial y el emprendimiento. Contará con una dotación presupuestaria de 9,4 M €, superior en un 2,18 % a la del año 2015.

Desarrollaremos una nueva Estrategia para el Comercio, horizonte 2016-2018, con las pymes como principal destinatario final de sus medidas. La estrategia dispondrá en 2016 de 160.000 euros para la creación de una Red de Agentes del Comercio Interior (RACI) y la profesionalización de los recursos humanos, fundamentalmente en el uso de las nuevas tecnologías y sobre todo en la formación del personal adscrito a la red de agentes.

Con el objetivo de fortalecer el pequeño comercio se van a destinar 1,3 M€ a seguir generalizando el uso de las TIC, mejorar la gestión de los establecimientos comerciales y fomentar las buenas prácticas comerciales.

Prestaremos asimismo especial atención a los emprendedores y a la continuidad en el ejercicio de la actividad comercial. Para ello se va potenciar la Plataforma de Transmisión de Comercios, en colaboración con las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Servicios de Castilla y León, con una inversión de 400.000 €.

También se prevé una partida de 750.000 € dirigida a la consecución del objetivo de dinamizar áreas y estructuras comerciales.

En cuanto a las actividades de promoción conjunta de la actividad comercial consignaremos 600.000 €, haciendo especial incidencia en la promoción conjunta del turismo y el comercio.

Prestaremos apoyo a los sectores de la artesanía y de la moda, el primero muy posicionado en el entorno rural, destinando 238.000 € a las pymes con el fin de generalizar el uso de las TIC, promocionar proyectos innovadores y mejorar su gestión. Dedicaremos especial atención a las actividades que se encaminen a la consolidación y crecimiento de la Pasarela de la Moda o la utilización del Centro de Artesanía de Castilla y León.

Y se destinan también 200.000 € para el fomento de la actividad empresarial en el sector del vidrio.

En el ámbito del consumo, además de continuar velando por la seguridad, la calidad y la veracidad de la oferta, van a ser objetivos prioritarios la utilización por las empresas de grandes bases de datos, la publicidad engañosa, la imposición abusiva de precios y el mantenimiento del sistema arbitral de consumo.

Vamos a seguir potenciando e impulsando actitudes de consumo responsable, saludable y solidario, siempre en colaboración con las asociaciones de consumidores y usuarios. Para ello se cuenta con un presupuesto de 200.000 €, que nos permitirá reforzar tanto la información como la  formación de los consumidores y, dado que el espacio idóneo para comenzar es el aula, continuaremos con las talleres de consumo y con la participación en el concurso escolar Consumopolis.

SECCIÓN 21: DEUDA PÚBLICA

Señorías, dentro del ámbito competencial de la Consejería de Economía y Hacienda también se encuentran, como saben, las relativas a la política de endeudamiento de la Comunidad, que desde el punto de vista presupuestario se concreta en la sección 21 Deuda Pública.

Esta sección, como ya conocen, recoge los créditos para hacer frente tanto a los pagos por intereses como por amortización del capital, y que en 2016 se han cifrado en 1.083 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 0,37 %.

Esta leve variación positiva se debe exclusivamente al mayor volumen de las amortizaciones ordinarias que se van a producir en 2016 con respecto a las registradas un año antes, de acuerdo con el calendario de vencimientos actual. En concreto, los créditos afectos al reembolso del capital se ha cifrado en 759,6 millones, es decir, aproximadamente 61 millones de euros más que un año antes, lo que supone un incremento interanual del 8,7 %. Este importe incluye, principalmente, 342,6 millones de euros para amortizaciones de emisiones de deuda, 77,3 millones para préstamos concertados con BEI y el Banco del Consejo de Europa, y 335,7 para cubrir vencimientos de préstamos con entidades nacionales.

Por el contrario, la partida destinada a intereses se reduce sensiblemente hasta los 323,4 millones de euros, casi un 15 %, lo que en términos absolutos supone rebajar en torno a 57 millones de euros el coste del endeudamiento. Y todo ello a pesar de que el volumen de endeudamiento de la Comunidad aumentará en ese ejercicio, motivado principalmente por la financiación del déficit previsto del 0,3 % del PIB regional y de la cobertura de la cuota correspondiente a la devolución de las liquidaciones negativas del sistema de financiación de los años 2008 y 2009.

A este ahorro en intereses coadyuva la aplicación, por segundo año consecutivo, de un tipo de interés del 0 % al préstamo formalizado con cargo al Fondo de Facilidad Financiera, y al que la Comunidad se adhirió en 2015 para cubrir sus necesidades de endeudamiento. Igualmente contribuye a esta reducción del gasto en intereses la rebaja de tipos de algunas operaciones, fruto de la gestión activa de la cartera de deuda realizada, y que se ha visto plasmada en acuerdos bilaterales de novación o mediante amortizaciones anticipadas selectivas, que han sido cubiertas con deuda sustitutiva a menor coste.

Asimismo, esta menor partida para intereses también refleja la mejoría en las condiciones de financiación de la Comunidad, lo que conlleva asumir, en el caso de las operaciones de reposición, tipos de interés inferiores de la deuda nueva en relación a la que vence.

En este sentido, la presupuestación se ha realizado considerando que los costes de financiación se mantendrán en los niveles actuales. Se ha estimado que el Euribor permanecerá durante 2016 en entornos cercanos al 0 %, y que tanto el coste del bono español como la prima de riesgo se estabilizarán en valores similares a los vigentes. Al mismo tiempo, se han incorporado los adecuados márgenes de prudencia, atendiendo a la existencia de factores que pueden provocar inestabilidad en los mercados y que están asociados, entre otros, a la subida de tipos en Estados Unidos, la caída de los precios de las materias primas y la incertidumbre sobre el futuro de la economía china.

La estrategia en materia de endeudamiento, como viene siendo habitual, irá encaminada a minimizar su coste, sin perder de vista la necesidad de mantener una adecuada estructura de la cartera de deuda en cuanto a plazos, tipos e instrumentos.

A este respecto, permítanme que les diga que valoraremos, tal y como hacemos habitualmente, todas las opciones y alternativas de financiación disponibles en el mercado, sin descartar la posibilidad de adhesión en 2016 al Fondo de Liquidez Autonómico.

CASTILLA Y LEÓN SOCIEDAD PATRIMONIAL (CYLSOPA)

Paso a exponerles ahora las principales actuaciones que va a desarrollar la empresa pública Castilla y León Sociedad Patrimonial en 2016. Tal como ha venido sucediendo en los últimos ejercicios económicos, esta empresa pública no requiere aportación alguna de la Junta.

En primer lugar, una vez terminada en 2015 la construcción del nuevo Centro de Proceso de Datos (CPD) para la Junta de Castilla y León en el complejo del Hospital Militar, la empresa pública se encargará durante los ejercicios 2016 a 2018 de su mantenimiento integral, así como de su gestión conjunta con los órganos competentes de la Junta de Castilla y León. La ejecución de estas actuaciones se orientará a garantizar que la nueva infraestructura cumple con los objetivos de profundizar en el desarrollo de la administración electrónica, y que al mismo tiempo los ahorros generados con su puesta en funcionamiento permiten amortizar la inversión realizada en un número reducido de años.

Está previsto que a lo largo de 2016 la sociedad colabore con ADE en la ejecución de dos tipos distintos de actuaciones: por un lado la gestión integral de algunas inversiones titularidad de la ADE, desde su planificación inicial hasta su total terminación; y por otro en la ejecución del Plan de Enajenación del Patrimonio Inmobiliario, en relación a los bienes titularidad de la ADE.

Con la actuación conjunta de ADE y Cylsopa se permitirá optimizar la utilización de los recursos materiales y personales disponibles en el conjunto del sector público de la Comunidad de Castilla y León para lograr los objetivos de los entes implicados.

FUNDACIÓN SANTA BÁRBARA

Respecto a las actuaciones de la Fundación Santa Bárbara en 2016, previstas en 1,7 M€, destacar que va a continuar desarrollando una relevante labor en la mejora de la empleabilidad de personas desempleadas, residentes principalmente en las cuencas mineras de la provincia de León.

En 2016 se destinarán 1,3 millones de euros a la realización de acciones formativas para el empleo, en las que se prevé participen 400 personas desempleadas. Se realizarán de forma mayoritaria en la Escuela Laboral del Bierzo, aunque se va a tratar de que acciones concretas se lleven a cabo en la Escuela Laboral de Laciana.

Un dato importante: en los últimos años se ha alcanzado un porcentaje de inserción próximo al 50 %.

En las acciones formativas para empresas mineras y de construcción civil, por un lado, y por otro personal de cuerpos de emergencia de diferentes administraciones públicas y entidades cuyo objeto es la intervención en emergencias, se destinarán 248.740 euros, con una previsión de formación a 450 personas.

La fundación tiene además una importante actividad llevando a cabo proyectos de I+D+i. Durante 2016 se ejecutarán de manera simultánea tres proyectos de elevada importancia, a través de los cuales la Junta de Castilla y León estará presente de manera directa en la realización de actividades de investigación y desarrollo punteras en el sector minero y en la construcción subterránea en general: proyecto  Expro, Tuñel y Ecovent.

Señoras y señores procuradores, quiero concluir poniendo de relieve que estas cuentas públicas para 2016 recogen medidas idóneas para seguir haciendo de Castilla y León una comunidad autónoma aún mejor, donde poder trabajar y construir un proyecto de vida.

Una Comunidad que se mantenga como referente en los servicios públicos esenciales.

Una Comunidad que crezca y genere mayor empleo de calidad para los desempleados y para colectivos importantes para el futuro de la Comunidad como los jóvenes. Y que se traduzca en un desarrollo equilibrado, con la reindustrialización de la economía como objetivo de singular trascendencia, pero con la debida atención al resto de los sectores económicos, de los que no debemos ni podemos prescindir si queremos ese desarrollo equilibrado.

Que piensa en la colaboración con otras administraciones, especialmente las locales, con los agentes sociales y económicos.

Un Presupuesto que la Junta entiende puede ser un punto de encuentro de sensibilidades distintas con representación en estas Cortes.

Por eso espero que no escatimemos esfuerzos en lograr el máximo consenso en torno a los mismos, a fin de que Castilla y León, los castellanos y leones, cuenten en 2016 con unas cuentas públicas que atiendan adecuadamente a sus necesidades con los recursos de que disponemos.

Muchas gracias.

Descargas: