El Centro de Predicción Económica (Ceprede) estima que la conomía de Castilla y León crecerá un 0,7 por ciento durante 2011, lo que supondrá, de cumplirse el vaticinio, que retrocederá una décima respecto a 2010, cuando recuperó el dinamismo económico y avanzó un 0,8 por ciento. Por el contrario, el conjunto nacional verá como acelera su actividad hasta crecer ocho décimas, cuando cerró el ejercicio todavía con una recesión del 0,1 por ciento.
Ceprede ofrece esta estimación de la evolución de la economía regional basándose en el promedio sobre perspectivas económicas para 2011 de Hispalink y BBVA, 0,7 por ciento, y Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), 0,8 por ciento. Para España, el instituto prevé una subida del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,7 por ciento, el servicio de estudios de la entidad bancaria, del 0,9 por ciento, y la fundación, del 0,8 por ciento.
Analizando el ranking autonómico, Castilla y León crecerá por debajo del País Vasco (1,3 por ciento), Navarra (1,2 por ciento), Madrid (1,1 por ciento), La Rioja (uno por ciento), Galicia (0,9 por ciento) y Aragón, Baleares y Cataluña (0,8 por ciento en los tres casos). La Comunidad crecerá en el mismo porcentaje que Andalucía, Asturias, Cantabria, y Valencia, y superará a Castilla-La Mancha (0,4 por ciento), Canarias (0,5 por ciento) y Extremadura y Murcia (0,6 por ciento en ambos casos).
El informe de Ceprede reseña que Castilla y León cerró 2010 con una senda de crecimiento de ocho décimas, frente al retroceso del 3,3 por ciento de 2009, cuando arreció la crisis económica, y en igual porcentaje que en 2008, cuando arrancaron los problemas que derivaron posteriormente en un desplome general de la actividad y una explosión del desempleo. La Comunidad se situó así a la cabeza de España en crecimiento el año pasado, junto a Navarra (1,2 por ciento) y País Vasco (0,8 por ciento). Por su parte, Asturias creció tres décimas, Cantabria, dos, y Cataluña y Galicia, una en los dos casos. La economía no registró variación alguna en Extremadura y Madrid y retrocedió un 0,9 por ciento en Andalucía y Castilla-La Mancha, un 0,8 por ciento en Canarias, un 0,6 por ciento en Valencia y Murcia, y un 0,3 por ciento en Baleares, y La Rioja.
España, por su parte, siguió en recesión, con una bajada del 0,1 por ciento, aunque mucho más moderada que el –3,7 por ciento de 2009. Este año, si se cumplen las predicciones, el conjunto nacional se situará en niveles de crecimiento de 2008.
El estudio concreta que el PIB de Castilla y León alcanzó en 2010 los 57.280 millones de euros, lo que supone el 5,4 por ciento del total nacional. El PIB per capita de la Comunidad se situó en los 22.974 euros, que representan el 99,6 por ciento de la media nacional (100), con 89 euros menos.
Ceprede también recalca que el PIB de Castilla y León alcanzó un crecimiento medio entre 2000 y 2010 del 2,1 por ciento, lo que supone igualar la media para el conjunto de las autonomías. En este sentido, cabe destacar el comportamiento más dinámico de España de Extremadura, 2,6 por ciento, y Murcia, 2,5 por ciento. Les siguieron Navarra (2,4 por ciento), Castilla-La Mancha (2,3 por ciento) y Andalucía, Cantabria y Madrid (2,2 por ciento). Galicia se situó en la media nacional (2,1 por ciento), igual que la Comunidad, y por debajo estuvieron Aragón, País Vasco y La Rioja (dos por ciento), Cataluña y Valencia (1,9 por ciento), Asturias y Canarias (1,8 por ciento) y Baleares (1,4 por ciento).
Empleo
El último análisis regional de Ceprede también se detiene en la evolución del empleo, y remarca que Castilla y León cerró el primer trimestre de 2011, con una tasa de paro del 17,4 por ciento, inferior al 21,3 por ciento de la media nacional. Sin embargo, la tasa de actividad de la Comunidad se situó en el 54,9 por ciento, frente al 59,9 por ciento de la media de España.
La Comunidad cerró el primer trimestre del año con 998.000 ocupados y 187.000 parados. La población ocupada descendió un 1,4 por ciento respecto a los mismos meses de 2010, cuando en el conjunto de las autonomías lo hizo en un 1,3 por ciento. La tasa de empleo se situó en el 45,4 por ciento, inferior al 47,1 por ciento nacional.
Convergencia europea
El Centro de Predicción Económica también recoge los últimos datos de Eurostat sobre convergencia europea referidos al año 2008 para 271 regiones de la UE-27, donde se constata que la Comunidad se situó en la media (100 por ciento) para el conjunto de territorios, mientras que España la superó en tres puntos (103 por ciento).
Por autonomías, se situaron por debajo de la media de la UE-27 en PIB per capita Extremadura (73 por ciento), Andalucía y Castilla-La Mancha (80 por ciento en ambos casos), Murcia (85 por ciento), Galicia (89 por ciento), Canarias (90 por ciento), Valencia (93 por ciento) y Asturias (97 por ciento). Superaron la media de las regiones europeas País Vasco (138 por ciento), Madrid (134 por ciento), Navarra (131 por ciento), Cataluña (121 por ciento), Aragón (113 por ciento), Baleares y La Rioja (111 por ciento), y Cantabria (105 por ciento).
Fuente: La Cónica de León