Fuente: Portal de Comunicación de la Junta de CyL

El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy la concesión de una subvención directa por importe de 200.000 euros a la Federación de Asociaciones Empresariales de Agua, Saneamiento, Gas, Calefacción, Climatización, Mantenimiento y Afines de Castilla y León (Feincal) para financiar la gestión del Plan Renove de Calderas y Calentadores de Gas. Con esta iniciativa, la Consejería de Economía y Hacienda incentiva con una aportación económica la sustitución de estos equipamientos domésticos por otros más seguros.

Consejo de Gobierno del 23 de junio de 2016
Castilla y León | Consejería de Economía y Hacienda

El objetivo de este Plan es mejorar la seguridad de las instalaciones de gas existentes en la Comunidad, disminuir las emisiones contaminantes y aumentar la eficiencia energética, por lo que las ayudas de este año están dirigidas a promover la reposición de calderas y calentadores de gas atmosféricos en el hogar por calderas de condensación o calentadores estancos.

Feincal será la encargada de poner en marcha el programa. Se trata de una entidad sin ánimo de lucro, que engloba a las asociaciones provinciales de instaladores y mantenedores de agua, gas, calefacción y afines, y que agrupa a más del 80 % de las empresas del sector. La intervención de una empresa instaladora es obligatoria en el proceso de sustitución de estos equipos, por lo que la gestión de esta federación facilita una ejecución más rápida y eficiente del Plan Renove.

La Consejería de Economía y Hacienda retoma ahora esta iniciativa, que se desarrolló de forma ininterrumpida entre 2005 y 2011, y a la que se fueron sumando las principales compañías suministradoras de gas, en 2007, y los fabricantes de calderas y calentadores domésticos, en 2008. En ese periodo, el Gobierno autonómico financió con más de un millón de euros la sustitución 7.149 calderas y 44 calentadores.

Cambios normativos

En las sucesivas ediciones del Plan Renove se ha primado la rápida adaptación a la regulación vigente en cada momento. Así, el Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, tiene en cuenta las prescripciones de eficiencia energética recogidas en el Código Técnico de la Edificación e incorpora condiciones medioambientales adicionales en relación con la evacuación de los productos de la combustión. En este sentido, promueve la utilización de calderas de condensación y prohíbe la instalación de calderas domésticas de tipo atmosférico.

Más recientemente, la nueva directiva europea sobre eficiencia energética, ErP/ELD, que entró en vigor el 26 de septiembre de 2015, impide fabricar e introducir en el mercado ningún equipo generador de calor, caldera o depósito de agua caliente sanitaria que no cumpla con la normativa, motivo por el que el Plan Renove de 2016 subvenciona únicamente la sustitución cuando la nueva caldera sea de condensación.