Fuente: http://www.comunicacion.jcyl.es/

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha firmado esta mañana con los alcaldes de las localidades de Gumiel de Izán, Melgar de Fernamental, Salas de los Infantes y Hortigüela el convenio de colaboración que hará posible la ampliación del programa ‘Rehabitare’ con la incorporación cuatro inmuebles, uno en cada localidad, al Parque Público de Vivienda de Castilla y León. Con estas son ya nueve las viviendas incorporadas al programa en la provincia de Burgos desde su puesta en marcha en 2016, con una inversión en esta provincia de 434.576 euros. Suárez-Quiñones ha visitado también la rehabilitación de la vivienda de la localidad de Villadiego, una de las cinco recuperadas por la Junta el año pasado. Desde su inicio en 2009 como programa piloto, la Junta ha destinado a ‘Rehabitare’ 5,27 millones de euros para adecuar 116 viviendas en 86 localidades.

30 de junio de 2017

Castilla y León | Consejería de Fomento y Medio Ambiente

Las cuatro viviendas que pone en marcha nuevamente el Programa ‘Rehabitare 2017’ en Burgos, una en cada una de las localidades de Gumiel de Izán, Melgar de Fernamental, Salas de los Infantes y Hortigüela, corresponden a la casa del secretario o de los maestros, son propiedad de los ayuntamientos y actualmente se encuentran abandonadas. Serán rehabilitadas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para dotarlas de las adecuadas condiciones de habitabilidad y posteriormente se incorporarán al Parque Público de Vivienda de Castilla y León para ofrecerlas en régimen de alquiler social. El presupuesto calculado para su rehabilitación es de 198.000 euros.

Estas cuatro viviendas se suman a otras cinco en Palencia, cuyo convenio con los ayuntamientos se firma esta mañana también, y a otras tres en la provincia de Ávila, tras el acuerdo rubricado la semana pasada, que se incluyen en la previsión para ‘Rehabitare 2017’ de 40 viviendas en 34 localidades, con una inversión de 1,8 millones de euros.

Una vez rehabilitadas, serán los respectivos ayuntamientos quienes determinen el precio del alquiler, que no podrá exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León.

Además de la firma del convenio de colaboración en Burgos, el consejero ha visitado una vivienda de la localidad de Villadiego, de las cinco rehabilitadas en la provincia de Burgos por la Junta de Castilla y León en 2016, que junto con las de Canicosa de la Sierra, Peñaranda de Duero, Santo Domingo de Silos y Villangómez completan las nueve viviendas del programa en esta provincia, con una inversión de 434.576 euros.

La rehabilitación de la vivienda de Villadiego, que se encuentra ya ocupada, ha consistido en la mejora de las condiciones de habitabilidad, con reparaciones de la cubierta, en parámetros horizontales y verticales, y con sustitución de la carpintería exterior. La vivienda cuenta ahora con una mejora en el aislamiento e impermeabilización, así como con una nueva instalación de fontanería, electricidad y calefacción. La inversión en la reforma ha sido de 39.000 euros.

‘Rehabitare’ se ha consolidado así como un programa que pretende solucionar el acceso a la vivienda a personas con necesidades urgentes y fomenta la fijación de población y actividad en el medio rural. Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes y evitando el deterioro del patrimonio municipal.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha destacado en numerosas ocasiones que este programa contribuye al mantenimiento de la población del medio rural “que desaparece si no damos confortabilidad y servicios”, ha dicho.

De proyecto piloto a proyecto consolidado

El programa ‘Rehabitare’ se inició en Palencia como proyecto piloto en el año 2009 y en la primera fase se rehabilitaron 17 viviendas en cinco municipios, con una inversión total de 1,2 millones de euros. El programa se recuperó en 2016 haciéndose extensivo a todas las provincias de Castilla y León: en la provincia de Palencia rehabilitó siete viviendas en cinco municipios, por un importe de 255.000 euros; en Burgos fueron cinco viviendas en cinco municipios con una inversión de 236.650 euros; en Segovia se recuperaron siete viviendas en seis municipios cuyas obras de rehabilitación superaron los 290.000 euros; en Ávila, cinco viviendas en otros tantos municipios con un coste de 256.000 euros; en Soria fueron seis las viviendas en cinco municipios por un importe de 174.855 euros; en Zamora, ocho viviendas en seis municipios y una rehabilitación con un valor de 306.870 euros; en León, diez viviendas en cinco municipios por 252.160 euros; en Salamanca, seis viviendas en cinco municipios y 271.000 euros de presupuesto para su rehabilitación; y en Valladolid, cinco viviendas en las que se invirtieron 240.000 euros para su recuperación. En total, 59 viviendas en 47 municipios, con una inversión global de 2,27 millones de euros.

La previsión para ‘Rehabitare 2017’ es de 40 viviendas en 34 municipios y una inversión de 1,8 millones de euros.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha destinado al programa desde su inicio como plan piloto en 2009 hasta el presente año 2017 un total de 5,27 millones de euros, que habrán permitido la intervención en 116 viviendas en 86 localidades de Castilla y León.

Parque Público de Vivienda

El Programa de Vivienda Social en Castilla y León, cuyas líneas maestras son fruto del Diálogo Social, contempla el fomento del alquiler como uno de sus objetivos prioritarios. Para ello, la Junta de Castilla y León ha creado un Parque Público de Viviendas en alquiler, entendido como servicio público de interés general, que ha complementado con una ampliación de las convocatorias de subvenciones al alquiler, con un apoyo decidido a las personas con rentas más bajas.

El Parque Público de Vivienda en Alquiler de la Junta de Castilla y León dispone de más de 1.600 viviendas incorporadas de distintas procedencias: las propias de la Administración autonómica desocupadas y reservadas para colectivos en riesgo de exclusión social; otras cedidas por la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb); las incluidas en el Programa Rehabitare, y las viviendas de protección pública propiedad de Somacyl que actualmente se ofrecen en régimen de alquiler con opción a compra.

A este Parque Público de Vivienda en Alquiler hay que sumar las cuatro viviendas en otros tantos municipios cedidas por el Obispado de León, con quien la Consejería de Fomento y Medio Ambiente formalizó un convenio el pasado mes de abril, y en cuya recuperación está prevista una inversión de 200.000 euros, además de la vivienda adquirida a la Agencia Tributaria en la localidad palentina de Venta de Baños.

El Programa de Vivienda Social en Castilla y León se completa con el mantenimiento y ampliación de las convocatorias de subvenciones al alquiler, con un apoyo decidido a las personas con rentas más bajas, llegando en 2016 a 8.262 beneficiarios de 10,1 millones de euros en ayudas. La convocatoria de ayudas al alquiler de este año ha consignado un presupuesto de 14,7 millones de euros.

 

Búsquedas: ,

 

Ningún comentario

Sé el primero en dejar un comentario

Enviar un Comentario


 

 
 

Contratístas Digital

Revista digital de la Cámara de Contratistas de Castilla y León.